Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La policía británica sitúa en Canarias a uno de sus fugitivos más buscados

El traficante de drogas Joshua Dillon Hendry podría estar escondido en Gran Canaria o en otra isla del Archipiélago

Presentación ayer en Madrid de la última lista de los más peligrosos delincuentes que se pueden haber escondido en España. En el centro a al derecha, Hendry

El Ministerio del Interior y la National Crime Agency (NCA) británica han hecho un llamamiento para pedir la colaboración ciudadana para localizar a 12 nuevos fugitivos añadidos a la lista de delincuentes más buscados por el Reino Unido, por su implicación en delitos de asesinato, narcotráfico y agresiones graves. Entre ellos se encuentra Joshua Dillon Hendry, que podría estar escondido en Gran Canaria o en el resto de Canarias, mientras que el resto podría estar en alguna de las comunidades autónomas españolas.

El Secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, Rafael Pérez Ruiz, manifestó ayer que la nueva campaña de la Operación Most Wanted (los más buscados) «nos permite reforzar e incrementar la colaboración policial entre España y Reino Unido, con la finalidad de crear un ambiente hostil que dificulte la implantación de organizaciones criminales en España y el asentamiento de delincuentes en nuestras ciudades».

Según se detalla en la ficha policial, Joshua Dillon Hendry podría estar, según la policía, en Gran Canaria, el resto de Canarias o bien en Estepona (Málaga), tiene unos 30 años y es de raza blanca.

Está acusado de ser miembro de un grupo de delincuencia organizada de Liverpool y de conspiración para suministrar drogas de clase A. «Traficaba heroína y crack desde Liverpool a Grimsby para su posterior distribución y controlaba las comunicaciones telefónicas utilizada para esto. Su madre y su hermano fueron condenados como parte de la conspiración», según su expediente. Hendry también es buscado por una conspiración para suministrar cocaína en mayo de 2018, por la que fue sentenciado en ausencia a 10 años de prisión en marzo de 2019.

La lista se completa con Calvin Parris (drogas), Nana Kwaku Nsiah Oppong (asesinato), Asim Naveed (drogas), John James Jones (herir u otro acto que pone en peligro la vida), Benjamin Macann (drogas), Dean Garforth (drogas), Callum Halpin (asesinato), Jack Mayle (drogas), Mark Francis Roberts (herir u otro acto que pone en peligro la vida), Callum Michael Allan (drogas), James Stevenson (drogas).

La Operación Most Wanted es un proyecto de la National Crime Agency (NCA) británica y la organización no gubernamental sin ánimo de lucro Crimestoppers lanzado en 2006, que cuenta con la colaboración, en España, de la Secretaría de Estado de Estado de Seguridad y la embajada del Reino Unido en Madrid. De los 95 fugitivos en busca y captura incluidos en su listado de más buscados que podrían haberse escondido en España, 86 ya han sido localizados y detenidos en los últimos años.

Hay que tener en cuenta que muchos de estos delincuentes se pueden esconder en nuestro país de la Justicia y de la policía, sobre todo en las localidades de la costa, dado el elevado número de turistas británicos que nos visitan cada año.

La ministra-consejera de la Embajada del Reino Unido en España, Sarah Cowley, ha señalado que «la campaña Most Wanted es solo un ejemplo de la exitosa cooperación que existe entre las fuerzas del orden británicas y españolas. Estamos unidos como socios frente a unas amenazas y unos desafíos comunes, compartiendo no solo nuestra experiencia y pericia, sino también unos objetivos y unos valores. De esta manera, hacemos que ambos países sean más seguros para los ciudadanos. Por lo que me gustaría agradecer a nuestros colegas españoles de la Policía Nacional y la Guardia Civil el papel que desempeñan en esta campaña y, más ampliamente, su colaboración constante ante los desafíos que tenemos en común».

«Ahora más que nunca es necesario aunar el esfuerzo de todos para dar una respuesta coordinada y eficaz a los nuevos desafíos que la constante evolución de la tecnología y el vertiginoso dinamismo intrínseco de nuestra actual sociedad nos presentan en materia de seguridad», ha añadido Rafael Pérez.

Compartir el artículo

stats