El buzo de La Luz detenido por llevar cocaína, "muy trabajador" y con un tatuaje de 'Plata o plomo'

Lleva tatuada en su mano derecha la famosa frase de Pablo Escobar

‘El Pollito’, como es conocido en el Puerto de La Luz, en un traslado por la policía brasileña.

‘El Pollito’, como es conocido en el Puerto de La Luz, en un traslado por la policía brasileña. / La Provincia

Los medios brasileños destacan el tatuaje de la cita del narcotraficante más famoso del mundo, Pablo Escobar, que el buzo grancanario Joaquín Francisco Giménez lleva en su mano derecha: «Plata o plomo». O dinero o una bala. Una mitificación del narco colombiano que llevó a la vida real, ya que se le acusa de encargarse de ocultar cocaína en los cascos de los barcos para introducirla en Europa.

Quienes lo conocen en el Puerto de La Luz destacan de este empresario de 34 años, que hace dos años de repente desapareció de la vida portuaria sin dar señal alguna de vida, que es «muy trabajador, un profesional como la copa de un pino» pero que, también, dejó tras de sí «muchos pufos» en forma de deudas de miles de euros con las empresas con las que trabajó.

Una de las fuentes consultadas precisó que si hacía falta, el Pollito, como es conocido dentro de la comunidad portuaria, «echaba las horas que fueran para acabar sus tareas». Mientras que otra no dudaba en describirlo como una «buena persona» que introdujo en el Archipiélago el corte de los barcos descacharrados mediante un diamante.

Otro portuario dijo de Joaquín Francisco que «es un niño atrapado en el cuerpo de un hombre, literalmente, hace cosas que no te entran en la cabeza». Cosas como grabar vídeos con fardos de droga que hicieron que la policía brasileña le identificara.

Suscríbete para seguir leyendo