Los bomberos liberan a cuatro perros atrapados en un accidente de tráfico en la GC-2

Un turismo arrolló a una furgoneta de la ULPGC cuando se disponía a entrar a la perrera de Bañaderos

Accidente ocurrido esta tarde en la GC-2, frente a la perrera de Bañaderos.

Accidente ocurrido esta tarde en la GC-2, frente a la perrera de Bañaderos.

Los bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria liberaron esta tarde a cuatro perros que habían quedado atrapados en el interior de una furgoneta del Hospital Clínico Veterinario la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) que había sido arrollada por otro vehículo cuando se disponía a entrar a la perrera de Bañaderos, en la autovía GC-2. Las tres personas involucradas en el accidente sufrieron heridas que no revestían gravedad.

Los hechos ocurrieron en torno a la una y media de la tarde cuando el transporte de mercancías ligeras se disponía a desviarse a la citada instalación situada en el kilómetro 8 de la GC-2. El conductor de otro vehículo de las mismas características no se percató de la maniobra y se empotró con la parte trasera.

Los bomberos del parque de Arucas tuvieron que ayudar a uno de los ocupantes de la furgoneta de la ULPGC para salir del habitáculo y, posteriomente, liberar a los cuatro perros -dos huskys, un dóberman y un labrador- que estaban aturdidos en las jaulas pero que salieron prácticamente ilesos.

Ambulancias del Servicio de Urgencias Canario evacuaron a los tres implicados a la Clínica La Paloma de Las Palmas de Gran Canaria con lesiones de carácter leve, uno de 59 años con dolor torácico y cervicalgia, otro de 29 y uno más de 57, estos dos últimos con dolor torácico también, según informó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) 112.

La Guardia Civil de Tráfico, por su parte, se encargó de instruir las correspondientes diligencias.