La Guardia Civil del Puesto Principal de San Bartolomé, en Lanzarote, detuvo el pasado mes de febrero a un hombre de 32 años como supuesto autor de un delito de apropiación indebida al aprovechar que era el encargado de la tienda de una bodega para quedarse con unos 6.200 euros de la recaudación de las ventas diaria.

En un comunicado, la Benemérita ha explicado que los agentes tuvieron conocimiento de los hechos tras la denuncia interpuesta por uno de los representantes de una de las bodegas de La Geria.

El mismo explicó que uno de los trabajadores que tenían en la tienda se estaba quedando con el dinero de las ventas de las botellas de vino, al igual que de las visitas guiadas a la citada Bodega.

Por su parte, los responsables percibieron la actividad ilícitas del trabajador al recibir llamadas de clientes preguntando por las cajas de vinos que habían comprado y no se las habían mandado.

Además, en otras ocasiones observaron como empresas dedicas a realizar excursiones a la bodega, supuestamente no les habían abonado los servicios, comprobando posteriormente que las citadas empresas habían realizado el ingreso de los servicios a la cuenta personal del propio trabajador.

Por ello, la Guardia Civil contactó con los posibles perjudicados para saber la cantidad exacta y la forma de actuar de este trabajador, dándose el caso de que los 12 clientes habían hablado por teléfono con la misma persona, quien les había facilitado para realizar el pago su propia cuenta, una plataforma de pagos y en otras ocasiones dinero en efectivo.

Mientras, una vez por parte de la Bodega se dieron cuenta de lo que hacía el trabajador, ésta se hizo cargo del suministro de las botellas que nunca llegaron a los clientes, asumiendo ellos las pérdidas económicas, ascendiendo en total a la cantidad de 6.226,65 euros.

Finalmente, el detenido junto con las diligencias oportunas fueron puestas a disposición del Juzgado en funciones de Guardia de Arrecife.