Un presidiario sale de la cárcel y atraca diez comercios en Fuerteventura

El convicto, con 47 detenciones, abandonó la prisión el 7 de mayo y volvió a ser arrestado el viernes

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil.

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil.

La Provincia

La Provincia

La Guardia Civil detuvo el viernes a un varón de 45 años, y con numerosos antecedentes policiales, por su presunta participación en varios robos realizados en diferentes municipios de Fuerteventura.

El detenido, al cual le constan 47 arrestos, estaba generando una gran alarma social desde su salida de prisión el 7 de mayo, debido a la continua actividad delictiva en diferentes zonas de la isla

Fruto de las indagaciones policiales se le pudo imputar la autoría de once hechos delictivos; diez de ellos catalogados como robos con fuerza, y otro contra la seguridad vial al conducir un vehículo sin haber obtenido el cané de conducir. 

Analizados los diferentes escenarios de los delitos, los investigadores detectaron evidencias que conectaban todos los robos, a pesar de haber sido cometidos en días diferentes. 

Alarma social

La investigación no fue sencilla, habida cuenta de los amplios conocimientos que el ladrón, de nacionalidad española, desplegaba en métodos de evasión policial. Por ello, resultó determinante la coordinación con la Guardia Civil de Gran Tarajal, ya que se logró sorprender al asaltante en los operativos de seguimiento establecidos en posesión de algunos de los objetos sustraídos en un club deportivo en la localidad del sur de Fuerteventura.

Una vez recopilados los indicios suficientes para atribuir la comisión de los hechos a esta persona, se establecieron diversos operativos policiales para localizarlo. Estos dieron sus frutos el 14 de junio en la localidad sureña de Gran Tarajal, donde había generado una gran alarma social. Así se logró poner fin a la incesante actividad delictiva de esta persona.

La operación se dio por finalizada con la detención del delincuente, lográndose el esclarecimiento de los atracos y la recuperación de algunos de los efectos sustraídos.

Tras esto, se puso al detenido en unión de las diligencias a disposición de la autoridad judicial, que decretó el ingreso en prisión preventiva comunicada y sin fianza.