Amenaza con un cuchillo al dueño del coche que estaba robando en Las Palmas de Gran Canaria

El hombre fue detenido por varios robos con fuerza en vehículos

Imagen de uno de los cristales rotos de uno de los vehículos en los que se cometieron los hurtos

Imagen de uno de los cristales rotos de uno de los vehículos en los que se cometieron los hurtos / LP/DLP

La Policía Nacional de Las Palmas de Gran Canaria ha detenido a un hombre de 36 años, acusado de cometer tres delitos de robo con fuerza en vehículos. La intervención se produjo tras recibir una llamada de emergencia en la que un ciudadano reportaba que había sorprendido a una persona rompiendo la luna trasera de su coche en la calle Joaquín Blume.

El pasado miércoles, a primera hora de la mañana, un hombre que se dirigía a su lugar de trabajo observó cómo una persona rompía el cristal trasero de su coche. Al acercarse y recriminarle, el individuo le amenazó con un cuchillo. Además, el denunciante notó que el agresor tenía una herida sangrante en una de sus manos, la cual dejó manchas de sangre en el coche vandalizado.

La Policía Nacional respondió rápidamente a la llamada, enviando una patrulla al lugar de los hechos. Los agentes encontraron al denunciante, quien les explicó lo ocurrido y señaló al agresor, que aún se encontraba en las cercanías. Al realizar una revisión de seguridad al sospechoso, los agentes encontraron un cuchillo y varios objetos en su mochila cuya procedencia no pudo justificar.

Imagen de los artículos robados encontrados en la mochila del detenido.

Imagen de los artículos robados encontrados en la mochila del detenido. / LP/DLP

Durante la intervención, otra patrulla de la Policía Nacional localizó en la misma zona dos vehículos adicionales con los cristales rotos y el interior revuelto, lo que evidenció un patrón de robos en el área. Ante las pruebas y el testimonio del denunciante, los agentes procedieron a la detención del individuo por tres delitos de robo con fuerza en vehículos.

Procedimientos posteriores

El detenido fue trasladado a la comisaría de la Policía Nacional para realizar las diligencias correspondientes. Posteriormente, fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente, que determinará las medidas legales a seguir.