El espeluznante ataque de El Yoyas a su hijo la última vez que habló con él

En una emotiva entrevista, Fayna Bethencourt revela los abusos y amenazas de Carlos Navarro, prometiendo luchar por otras víctimas de violencia doméstica

Detenido Carlos Navarro, más conocido como ‘el Yoyas’, tras 19 meses huido

Agencia ATLAS / Foto: EP

El 26 de junio, Carlos Navarro, conocido como "El Yoyas", fue detenido tras haber estado casi dos años en busca y captura. Navarro era buscado por las autoridades debido a acusaciones de violencia continuada contra su pareja, Fayna Bethencourt, y sus hijos. En lugar de ingresar en prisión cuando debía, decidió esconderse, prolongando su tiempo eludiendo la justicia.

En una entrevista reciente con el programa "¡De viernes!", Fayna Bethencourt compartió sus sentimientos y experiencias tras la detención de Navarro. A pesar de que su agresor está ahora en la cárcel, Fayna confiesa que no ha podido respirar aliviada tras años de sufrimiento: "Sé que esta persona está donde debería estar desde hace 19 meses, pero no estoy mucho más tranquila".

Fayna ha estado en contacto constante con las autoridades, proporcionando información sobre el posible paradero de su expareja durante meses. Sin embargo, admite que la detención de Navarro no ha significado el fin de sus problemas. "Sé que esto no termina aquí", asegura Fayna, quien teme que Navarro siga representando una amenaza incluso desde la cárcel. "Va a morir matando, seguirá yendo a por mí", confesó en una entrevista con la revista Lecturas.

Impacto emocional y medidas de precaución

Debido a la ansiedad crónica desarrollada "por culpa de Carlos" y las recientes tensiones, Fayna ha decidido quedarse en Canarias en lugar de viajar al plató de "¡De viernes!". "Ahora mismo, como tuve una crisis nerviosa, he decidido que prefiero estar aquí, junto a los míos", explicó.

Carlos Navarro y Fayna Bethencourt, en una imagen del 2003.

Carlos Navarro y Fayna Bethencourt, en una imagen del 2003. / La Provincia

En la misma entrevista, Fayna respondió a una carta de Navarro dirigida al programa "TardeAR", en la que él afirmaba que Fayna les había quitado los teléfonos a sus hijos para que no pudieran hablar con él. Bethencourt refuta esta afirmación con firmeza: "La última vez que habló con mi hijo pequeño le dijo que parecía maricón".

Un historia de amor que vieron 8 millones de personas

La historia de amor entre Fayna Bethencourt y Carlos Navarro comenzó en la casa de Gran Hermano y fue seguida por más de 7,7 millones de espectadores. Desde el inicio, Navarro mostró una predilección por la agresividad verbal y física, que finalmente ejerció sobre Bethencourt. Madre de dos hijos fruto de su relación con Navarro, Fayna relató este viernes el calvario que ella y sus hijos han sufrido, con audios vejatorios de Navarro que se hicieron públicos.

Temblando, Bethencourt puso en directo los audios de Navarro en los que él admitía haber agredido a su hija: "Si yo he cogido a tu hija por el cuello, es porque se lo ha merecido la asquerosa… ¡y poco la he cogido! Es mala como tú, y mentirosa, ¡que sois de una calaña mala!", decía Navarro en un mensaje a su suegra.

El programa en el que colabora Terelu Campos fue testigo de los malos tratos que "El Yoyas" ejercía también sobre sus hijos: "Más te vale que no vea al gordito. Te lo digo en serio. A tu madre no quiero verla tampoco. No quiero verle la puta cara a la asquerosa de tu madre. El puto gordo del motero (refiriéndose al nuevo novio de Fayna) lo reviento. Lo mato con mis manos. ¿Tu madre no me conoce a mí? ¿Tu madre no me ha visto a mí sacar a pasear el palo o qué?", se escuchaba en los audios.

Una lucha por la justicia

Fayna Bethencourt dejó claro que los terribles episodios de los que ha sido víctima no son solo su palabra contra la de Navarro: "La ley le ha condenado y no es gratuito, han sido necesarias muchas pruebas. Entonces cualquier cosa que pueda decir para atacar a mi persona es mentira, cualquier acusación que diga es mentira. No lo dice Fayna, lo dice la ley".

Un historia de amor que vieron 8 millones de personas

Un historia de amor que vieron 8 millones de personas / La Provincia

A pesar de todo, Fayna reconoce haber sido "una persona muy afortunada" por estar "viva, respirando y hablando". Con vistas al futuro, tiene claro que quiere dedicarse a la interpretación y a la lucha contra la violencia de género para evitar que su calvario lo repitan otras mujeres: "El hecho de que hayan solucionado mi caso me hace más consciente aún de que el suyo no se ha solucionado. No puede ser que hay gente condenada que esté libre. Déjame coger un poquito de fuerzas y voy a hacer todo lo posible legalmente para cambiar eso", ha sentenciado.