Tres pasajeros borrachos obligan que un avión que iba a Canarias diera la vuelta

Una viajera a bordo explicó que uno de los alborotadores, ya mostraba signos de embriaguez antes de despegar, "emanando un fuerte olor a alcohol y fumando un cigarrillo electrónico"

Pasajeros borrachos en un vuelo que iba a Canarias

La Provincia

Un vuelo de Ryanair que partió de Edimburgo con destino a Lanzarote se vio obligado a regresar a su punto de origen tras solo media hora de vuelo debido al comportamiento inapropiado de tres pasajeros que estaban borrachos. El vuelo, que despegó a las 16:20 horas del viernes, ya llevaba un retraso de una hora y media, originalmente programado para salir a las 14:15 horas.

Una viajera a bordo explicó que uno de los pasajeros, que estaba sentado junto a ella, ya mostraba signos de embriaguez antes de despegar, emanando un fuerte olor a alcohol y fumando un cigarrillo electrónico sin reparo. "Era evidente que estaba borracho antes de despegar", añadió la pasajera a La Voz de Lanzarote. Tras el despegue, el grupo comenzó a gritar en inglés y sacaron una botella de vodka casi vacía, lo que llevó a la azafata a confiscar tanto la botella como el cigarrillo electrónico.

Los altercados en vuelos que van a Canarias desde Reino Unido cada vez son más frecuentes

Los altercados en vuelos que van a Canarias desde Reino Unido cada vez son más frecuentes / La Provincia

Apenas media hora después de haber despegado, el piloto tomó la decisión de regresar a Edimburgo. Al aterrizar, varios agentes de policía esperaban en la pista y procedieron a subir al avión para detener a los pasajeros problemáticos.

Los demás pasajeros tuvieron que esperar dentro de la aeronave durante otra hora antes de que el vuelo pudiera reanudar su trayecto hacia Lanzarote, donde finalmente aterrizó a las 23:15 horas. "No nos han dado ni un vaso de agua, una vergüenza", criticó la pasajera afectada por el retraso.

Más información en La Voz de Lanzarote