Los pasajeros reducen a una persona que obligó a desviar un avión que iba a Canarias

“En estas rutas es bastante normal encontrarse con gente en mal estado por el consumo de alcohol o drogas", comenta una azafata

Los pasajeros de un avión reducen a un alborotador

La Provincia

La Provincia

La Provincia

Un vuelo de Liverpool a Tenerife lleno de turistas fue desviado la semana pasada debido a un pasajero "problemático". Según los controladores de tráfico aéreo españoles, el avión correspondá al RYR4TH de la aerolínea Ryanair que cubría la ruta entre la ciudad británica con la isla canaria. Acabó aterrizando en el aeropuerto de Santiago de Compostela.

"La tripulación de un vuelo de Liverpool a Tenerife sur se ha puesto en contacto con nosotros sobre un pasajero conflictivo a bordo y han tenido que desviarse a Santiago de Compostela", informaron en su momento los Controladores Aéreos que la tripulación había intentado calmar la situación, pero pidieron que los agentes recibieran la aeronave tras su aterrizaje en suelo gallego, según ha recogido el medio británico Metro.

Imágenes del altercado

Días después se viralizaron las imágenes, a través de las redes sociales y las distintas aplicaciones de mensajería instantánea .

“En estas rutas es bastante normal encontrarse con gente en mal estado por el consumo de alcohol o drogas. Ni siquiera hace falta que vayan en grupo; yo he tenido pasajeros que viajaban solos y que se han peleado con padres de familia”, comenta una azafata que tuvo base en Liverpool al periódico ABC. Las tripulaciones están "muy preparadas" para contener estos conflictos. En el caso del vuelo desviado a Santiago, asume, tuvo que ocurrir "algo muy grave" para que se tomase la determinación de pedir tierra.

Trayecto del desvío al aeropuerto de Santiago de Compostela

Trayecto del desvío al aeropuerto de Santiago de Compostela / Flightradar

En las imágenes publicadas por al menos dos testigos se puede ver cómo el pasajero conflictivo, vestido con una camiseta negra, golpea en la cara a un empleado de la aerolínea que le impide abrir los compartimentos donde se guardan las maletas. En ese momento, otro pasajero responde dándole un puñetazo en la cara mientras cuatro personas tratan de reducir al individuo. Un vídeo posterior muestra al hombre tendido en el pasillo del avión, mientras el personal de cabina intenta maniatarlo con el cinturón de demostraciones de seguridad bajo la atenta mirada de decenas de viajeros.

Una vez en tierra, informan en el citado medio fuentes de la Guardia Civil, el comandante solicitó la entrada de los agentes para bajar del avión al hombre. Los guardias, al ver el estado en el que se encontraba el pasajero, pidieron ayuda a los paramédicos. “Cuando los guardias subieron a la aeronave, los pasajeros ya lo habían inmovilizado”, aclaran desde el Instituto Armado. 

El pasajero conflictivo fue trasladado al hospital de La Coruña, acompañado por un efectivo de la Benemérita dentro de la ambulancia y una patrulla detrás. Al día siguiente, aclaran las mismas fuentes, fue dado de alta y voló de regreso a Reino Unido.

Sobre su responsabilidad por el altercado, el comandante emitió un parte de incidencia que fue remitido a la Agencia Española de Seguridad Aérea, que decidirá si se presenta una denuncia contra el viajero por los daños físicos y económicos derivados de su acción, que causó un importante retraso a los demás pasajeros en el inicio de sus vacaciones.