Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El acusado de intentar matar a un joven en Vecindario acepta cinco años de cárcel

Deberá indemnizar a la víctima con 400.000 euros por las heridas que sufrió a causa de la puñalada en el cuello

Jhon Anderson C., este jueves durante el juicio en su contra.

El joven que intentó matar a otro en Vecindario tras asestarle una puñalada en el cuello ha aceptado este jueves una condena de cinco años de cárcel a cambio de admitir los hechos. Jhon Anderson C., de 28 años, reconoció que le clavó una cuchillada a la víctima que terminó con diversas secuelas que afectan su vida diaria.

Este jueves se celebró el juicio de conformidad entre las partes, con lo cual el procesado logró una rebaja en su pena privativa de libertad de siete años y medio a cinco tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía y admitir los hechos ante el juez. De esta manera, la Sala de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas resolvió condenarle en los términos pactados, además se declaró la firmeza del fallo debido a que las partes manifestaron su decisión de no recurrir la sentencia.

Jhon Anderson C., de nacionalidad colombiana, reconoció que sobre las 23.50 horas del 13 de octubre de 2019 estaba en un parque cercano al centro comercial La Ciel de Vecindario, cuando, "impulsado por el ánimo de atentar contra la vida" de la víctima, le asestó una puñalada en el cuello. Todo esto sin mediar palabra y después de pedirle dinero. Tal y como expresó la Fiscalía en su escrito de conclusiones provisionales.

Para cometer el delito utilizó una navaja cuya hoja era de aproximadamente ocho centímetros y medio. Con su ataque ocasionó al joven una "laceración y disección de la arteria carótida izquierda, trombosis con oclusión de la arteria carótida interna izquierda y arteria cerebral media izquierda y signos de infarto cerebral establecido en hemisferio izquierdo". El afectado tuvo que recibir tratamiento médico y quirúrgico que consistieron en rehabilitaciones, terapia ocupacional y logopédica, así como procedimientos neuroquirúrgicos y una cirugía plástica del cráneo.

La víctima requirió seis meses y 26 días para estabilizarse, de los que 186 días fueron de perjuicio personal particular por pérdida temporal de calidad de vida grave y los otros 23 de perjuicio personal particular por pérdida temporal de calidad de vida muy grave. A su vez, presenta secuelas que consisten en una disfunción motora leve, afectación en nervio facial, trastornos de lenguaje, síndrome residual postalgodistrofia de mano, así como perjuicio estético moderado y moral por pérdida de calidad de vida por secuelas moderado.

Además, la Fiscalía enfatizó en su escrito de conclusiones finales que "la gravedad de las heridas" que sufrió el joven a consecuencia del apuñalamiento, supusieron "un riesgo vital grave". Y es que el Ministerio Público señaló que pudo perder la vida "si no hubiese recibido tratamiento médico de forma inmediata al suceso". En la actualidad, la víctima presenta "una situación médica muy complicada para el desempeño de cualquier tarea laboral con garantías".

Jhon Anderson C. fue condenado por otro procedimiento a tres años, seis meses y un día de cárcel por un delito de robo con violencia o intimidación, cuya sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 3 de Las Palmas de Gran Canaria es firme desde el 6 de abril de 2016. Y se encuentra en prisión provisional por la causa juzgada este jueves, desde el 14 de octubre de 2019.

La Fiscalía pedía en un principio siete años y seis meses de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa. Sin embargo, la condena se quedó en cinco años de cárcel a causa del acuerdo que alcanzaron las partes. El procesado tendrá que indemnizar a la víctima con 400.000 euros por las heridas causadas, además, deberá hacerse cargo de las costas del juicio. Extremos que el acusado manifestó comprender y aceptar.

Compartir el artículo

stats