Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

La Fiscalía pide 32 años de cárcel para un vecino de Ingenio acusado de abusar de su hijastra

El hombre le realizó tocamientos y le dijo que la penetraría cuando cumpliese 14 años

Edificio de la Ciudad de la Justicia. Juan Castro

La Fiscalía Provincial de Las Palmas solicita 32 años de prisión para un vecino de Ingenio acusado de abusar sexualmente de la hija menor de su pareja.

La acusación pública relata en su escrito de conclusiones provisionales que el hombre, que responde a las iniciales A. V. P., cometió los hechos entre los años 2016 y 2017 tanto en la vivienda donde convivían situada en la capital grancanaria, como en el piso de su propiedad sito en Ingenio. Así, "con la intención de satisfacer sus deseos sexuales y prevaliéndose de ser un referente similar a un padre, realizó sobre la menor, hija de su pareja sentimental", diversos tocamientos.

La acusación pública señala que, "con frecuencia casi diaria, le tocaba sus pechos y su vagina tanto por encima de la ropa como por debajo". El hombre "aprovechaba cuando la menor se encontraba haciendo los deberes o viendo la televisión" para cometer, supuestamente, estos hechos.

En algunas ocasiones, el acusado llevaba a la víctima al dormitorio que él compartía con la madre de la menor y allí "le quitaba la ropa y la dejaba completamente desnuda para introducirle sus dedos" en sus partes íntimas. También, según la Fiscalía, "le exigía a ella que le tocara a él, acción que ella llevó a cabo por encima de su ropa".

Además, un día y mientras veían la televisión en el salón, el procesado le tapó la zona de la vagina de la menor con una manta y "le bajó su ropa para introducirle un dedo". En otro momento el procesado tumbó a la niña sobre la cama "e hizo movimientos fuertes con su pelvis sobre la pelvis de ella mientras apretaba fuerte su cuerpo sobre el de ella". La menor le pedía que parara al sentir dolor, pero él "no desistió de su actitud y fue la menor la que tuvo que empujarle fuerte para quitárselo de encima". 

A su vez, según la Fiscalía, el encausado le decía a la víctima "que esperaría a que cumpliera 12 años para poder penetrarla con su pene porque, por su edad, aún tenía la vagina demasiado estrecha". A. V. P. "le hizo creer" a la pequeña que los abusos "eran muestras de cariño" lo que hacía que "la menor confundiera esas acciones" con el trato que como padre le ofrecía. Además, cuando ella "manifestaba desagrado" a estas acciones, él le decía "que no se lo contara a nadie" y que "ya se iba a acabar este problema".

A. V. P. tiene antecedentes penales ya que fue condenado (en marzo de 1999) en sentencia firme por la Audiencia Provincial de La Coruña a nueve años y seis meses de cárcel por un delito de agresión sexual.

La Fiscalía califica estos hechos como dos delitos continuados de abuso sexual a menor de 16 años y uno de agresión sexual a menor de 16 años, por lo que solicita una condena total de 32 años de cárcel, así como 120.000 euros de indemnización.

Compartir el artículo

stats