Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Los dueños de Lenita y XTG van a juicio por supuesto fraude a la Seguridad Social

La Fiscalía pide seis años de cárcel para la pareja de empresarios y su hija, así como una multa de 2,3 millones de euros

Imagen de archivo de Antonio M. y Lenita B., en una de sus tiendas. YAIZA SOCORRO

Los dueños de las marcas de ropa Lenita y XTG se sientan en el banquillo de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas este miércoles por, presuntamente, cometer un delito continuado contra la Seguridad Social en concurso ideal con otro de alzamiento de bienes. Hechos por los que la Fiscalía solicita una condena de seis años de prisión para la pareja de empresarios y para la hija de ambos.

Según el escrito de la acusación pública, Antonio M., de 58 años, y Lenita B., de 58 años, generaron una "deuda importante" con la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) por el impago de cotizaciones y otros conceptos de recaudación conjunta de los trabajadores de la entidad Burmen S. L. Ambos eran socios y administradores solidarios de esta sociedad.

Para "eludir el pago" crearon, según la Fiscalía, otras dos personas jurídicas que fueron Beach Concept S.L. -actividad al por mayor- y Nillbeach Concept S.L. -venta al detal- (cuya administradora única era la hija de ambos, Nicole M.) a las que traspasaron la actividad de Burmen. De esta manera, las cuotas resultantes de la cotización de sus trabajadores serían "cuantitativamente inferiores" a las generadas por la primera entidad.

En concreto, el ministerio público detalla en sus conclusiones provisionales que cuando la Tesorería General de la Seguridad Social reclamó la deuda generada a la entidad Burmen y se inició el trámite para la vía ejecutiva, los acusados crearon las dos últimas personas jurídicas con las que "prestaban el mismo servicio" con los mismos trabajadores. Ello "con la finalidad de desviar la facturación de esos servicios a una entidad diferente a la deudora para mantener a salvo los ingresos de su explotación que en modo alguno se pensaban destinar al pago de la deuda contraída con la Seguridad Social".

El primer embargo a la cuenta de Burmen S.L. fue en julio de 2013 por un importe de 80.971 euros de los que pudieron hacerse efectivos 1.115 euros. La deuda contra la Seguridad Social ascendió a 458.895 euros en el periodo de 2011 a 2016. Entre julio de 2013 y diciembre de 2014 también se ejecutaron más de 40 diligencias de embargo por una suma de 388.475 euros de los que pudieron embargarse 226 euros.

Los acusados acumularon una deuda de 580.000 euros por impago de cuotas a la TGSS

decoration

También se acordó el lanzamiento de una finca en la capital a nombre de Burmen S. L. sobre la que ya pesaba una hipoteca bancaria que sería ejecutada por el banco para el cobro de su crédito. Para marzo de 2015, esta entidad fue declarada en concurso voluntario, por lo que los acusados "prepararon el traspaso de los elementos principales de su actividad para continuar desarrollando la misma", con idénticos medios materiales y personales que incluyen las marcas registradas y la cartera de clientes. Con esto, hacia "imposible" el cobro por sus acreedores.

Otro aspecto que destaca la Fiscalía es que en julio de 2013 causaron baja en la Seguridad Social 15 empleados de Burmen S.L. que fueron dados de alta en Beach Concept S.L. Además, en 2014 y 2015 Burmen S.L. no generó venta alguna pero si compras a las entidades que se convirtieron en sus proveedores principales: Beach Concept S.L. y Nillbeach Concept S.L. Es decir, con la constitución de Beach Concept S.L. la empresa principal "pasa de vender poco más de la mitad de lo que vendía pero compra el doble de mercancía". En junio de 2013 padre e hija, ambos acusados, celebraron un contrato en el que éste le vendía las marcas Lenita o XTG por un importe de 3.000 euros, así como la venta de la cartera de clientes de Burmen S.L. a Beach Concept S.L. por 1,5 millones de euros.

Por estas circunstancias la Seguridad Social resolvió levantar actas de derivación de responsabilidad solidaria entre la empresa sucesora (Burmen S.L.) y la adquiriente (Beach Concept S.L.) por la deuda generada con la TGSS por la primera entidad. Así Beach Concept S.L. generó un adeudo total de 941.252 euros en los que también se incluyen impagos de cotizaciones a sus trabajadores. Nillbeach Concept S.L., por su parte, tuvo 34 trabajadores de los que 15 eran de Burmen S. L. y generó una deuda con la Seguridad Social de 21.579 euros. Para octubre de 2017 el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Las Palmas de Gran Canaria declaró en concurso voluntario a las dos entidades de Nicole M.

Por ello, la Fiscalía pide seis años de cárcel para los tres acusados por un delito continuado contra la Seguridad Social en concurso ideal con uno de alzamiento de bienes, así como una multa de 2,3 millones de euros. La acusación pública reclama, a su vez, una indemnización para la Administración de 580.994 euros por las deuda generada por las tres empresas y que éstos pierdan la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas, incentivos y beneficios fiscales o de la TGSS por seis años.

Compartir el artículo

stats