Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El TSJC ratifica dos condenas por abusos sexuales a menores en Gran Canaria

La Sala de lo Civil y lo Penal confirma la pena de 10 años de cárcel a un hombre por aprovecharse de una menor en Maspalomas y de 5 años y 6 meses a un abuelastro que tocó una veintena de veces a la nieta de su pareja

Palacio de Justicia en Las Palmas de Gran Canaria. José Carlos Guerra.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha ratificado dos condenas impuestas por la Audiencia Provincial de Las Palmas relacionadas con el delito de abuso sexual a menores de 16 años. De esta manera, la Sala de lo Civil y lo Penal del máximo órgano judicial autonómico ha confirmado la pena de 10 años a un hombre que llegó a mantener sexo oral con una joven en Maspalomas, y de cinco años y seis meses a otro individuo que realizó tocamientos en al menos una veintena de ocasiones a la nieta de su pareja en sus domicilios de la capital grancanaria y Carrizal de Ingenio. Son dos sentencias que se han dado a conocer este miércoles.

El TSJC desestimó los recursos de apelación elevados por las defensas de los procesados en cada uno de los casos y, por tanto, confirmó las sentencias ya impuestas por el órgano provincial, que consideraba probado los hechos relatados por las víctimas y las pruebas aportadas.

En el primero de los casos, un hombre ha sido condenado por haber realizado tocamientos a la nieta de su pareja sentimental en al menos una veintena de ocasiones entre 2016 y 2018, "con ánimos de satisfacer sus lúbricos deseos, perturbando con ello la libre formación de la libertad sexual de la menor". La niña tenía entre 5 y 7 años mientras se produjeron los hechos en la casa en la que se encontraba el individuo, que ya había sido condenado por sentencia firme a dos años de prisión en 2002 por otro caso de abuso sexual.

El otro caso involucra a otro hombre por dos delitos de abusos sexuales a menores de 16 años. Según los hechos descritos en el fallo judicial, habría quedado en 2018 con una menor de 14 años junto a su centro educativo de Maspalomas para besarla en los labios y el cuello mientras le realizaba tocamientos en el pecho, el glúteo y los genitales. Más adelante, en diciembre del mismo año, la invitó a su domicilio donde, "con ánimo libidinoso", desnudó a la adolescente, le realizó tocamientos nuevamente y sacó su pene para frotar el cuerpo de la menor e introducírselo en la boca para que le realizara una felación.

En ambos casos, una de las magistradas de la Sala emitió un voto particular concurrente respecto a uno de los fundamentos de la sentencia puesto que entiende que se produce una discordancia en cuanto a los razonamientos que conducen al fallo.

Compartir el artículo

stats