Suscríbete

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Memoria anual del TSJC

Canarias tiene un saldo positivo de 159 millones de euros de los depósitos judiciales

Esta cuenta ingresa los fondos que se constituyen a disposición de los órganos en los procesos judiciales | El remanente refleja que los jueces están saturados de trabajo

Exterior de la Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria. LP

Durante el año 2021, Canarias ingresó en la cuenta de depósitos judiciales la friolera de 381 millones de euros en base a las entradas de dinero que se hacen en el ámbito de los procesos judiciales del territorio. Del mismo modo, salieron de ese balance 376 millones de euros. Ello dejó un saldo positivo de 159 millones de euros, cantidad que no se queda la Administración de justicia, sino que viene a resaltar la situación de sobreactividad a la que se enfrentan los juzgados y tribunales de las Islas, que muchas veces no dan a basto a la hora de resolver los procedimientos abiertos.

Es la primera vez que estos datos aparecen en la memoria anual de la actividad judicial autonómica que presenta el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), y que reflejan hasta qué punto entra y sale dinero en el marco de los procesos que se siguen en juzgados y tribunales. Durante 2021, se registraron hasta 334.350 ingresos en la cuenta de depósitos, mientras que se computaron 265.878 salidas.

En concreto, son depósitos judiciales aquellos que se constituyen para cumplir las garantías, fianzas, cauciones u otros requisitos procesales establecidos por las leyes. También lo son los movimientos que se realizan como consecuencia de alguna intervención, aprehensión o incautación de dinero en metálico, cheques bancarios o valores realizables efectuados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Vigilancia Aduanera o cualquier otro funcionario público, y que se ponga a disposición de la autoridad judicial competente. Finalmente, cualquier ingreso que se lleve a cabo como consecuencia o aseguramiento del embargo de bienes y el de las cantidades que sean halladas durante las diligencias judiciales.

Por su parte, las consignaciones judiciales se realizan en ejecución voluntaria o forzosa de títulos que lleven aparejada ejecución o con el objetivo de liberar el obligado pago de una cantidad dentro de los supuestos legalmente establecidos.

Según las fuentes judiciales consultadas, las entradas y salidas de dinero de esta cuenta "obedecen a una casuística muy pormenorizada". No obstante, una ínfima parte de esta cantidad se la queda el tesoro público, ya que los depósitos y las consignaciones son provisionales, hasta que se resuelva el procedimiento abierto por el cual se consignaron estos depósitos.

Las cifras de los depósitos judiciales

381 millones en entradas

  • Los juzgados y tribunales de Canarias registraron 381.099.801 euros en entradas en la cuenta de depósitos judiciales, con 334.350 movimientos durante 2021, el 4,8% del total estatal.

376 millones de euros en salidas

  • Los órganos judiciales del Archipiélago consignaron 265.878 movimientos de salida de la cuenta por valor de 376.280.821 euros en 2021, lo que representa el 4,9% del total del país.

Presupuesto protocolario de 5.111 euros

  • Durante el pasado año, el TSJC tuvo una partida para gastos protocolarios de 5.111 euros otorgados por el Gobierno de los jueces, de los que únicamente se gastaron 2.912,65 euros.

3,2% - Saldo positivo sobre el total nacional

  • Canarias arrojó un saldo positivo en la cuenta de depósitos y consignaciones judiciales de 159.537.149 euros. Es decir, un 3,2% del total de dinero que quedaron en las cuentas de España.

En ese sentido, lo que pasaría a manos de los españoles serían las cuantías de aquellos recursos que se pierdan y cuyas costas tengan que ser abonadas por quienes recurrieron. En materia penal, también serían para el erario público las multas que son impuestas por la comisión de delitos. No así las indemnizaciones, que recibirían las partes implicadas. Pero la gran mayoría de estos fondos únicamente quedan en esta cuenta de depósitos y consignaciones de forma temporal, y tienen que ver con embargos, fianzas y demás medidas cautelares que decidan imponer los juzgados y tribunales, que son un "instrumento" para tramitar estas cantidades de una parte a otra

"El tiempo que tarda en verificarse ese supuesto, es tiempo que la cantidad tiene que estar en la cuenta de consignaciones", indican fuentes judiciales para explicar que, si a final de año quedan muchos fondos en la cuenta de consignaciones es porque la justicia española -y canaria en particular- tiene un "trabajo hipertrófico" y muchas veces los juzgados no pueden resolver los procedimientos con la rapidez necesaria. Por ejemplo, los mandamientos de devolución que envían a los bancos los jueces suelen tardar unos 15 días, como mínimo, en abonarse. Y el plazo dispuesto para que esto se haga llega hasta los tres meses. 

Así, el movimiento de la cuenta en el Archipiélago registró 334.350 entradas por importe de 381.099.801 euros -que suponen el 4,8% sobre el total ingresado a nivel estatal-, se computaron 265.878 salidas por valor de 376.280.821 euros -el 4,9% sobre el total del país-. A 31 de diciembre de 2021, la cuenta arrojaba un saldo positivo de 159.537.149 euros, esto es, un 3,2% del monto que se encontraban en las cuentas judiciales de España.

La provincia oriental movió más cantidades durante el año pasado en relación con la occidental. Las Palmas contaba a final de 2021 con 92 millones de euros de saldo positivo por los solo 67 millones de Santa Cruz de Tenerife.

También registró muchas más entradas y salidas de dinero: 183.741 entradas en Las Palmas por 150.609 en Santa Cruz de Tenerife, y 151.392 salidas de efectivo en la provincia oriental por 114.484 en la occidental. En lo que respecta la parte canaria sobre el total estatal, las 334.350 entradas de las Islas corresponden al 5,2% del conjunto del Estado, y sus 265.878 salidas suponen el 5,7% de toda España. 

Compartir el artículo

stats