Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Caso Abierto - La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Absuelto un hombre acusado de abusar sexualmente de su hijo de seis años

La Audiencia de Las Palmas resuelve que las pruebas practicadas no son concluyentes para determinar si el acusado introdujo un dedo en el ano del menor

El acusado en el juicio celebrado en septiembre ante la Audiencia de Las Palmas. B. M.

La Audiencia Provincial de Las Palmas ha absuelto a un hombre acusado de abusar sexualmente de su hijo de seis años, que tiene un retraso madurativo en el habla, basándose en que la prueba practicada "no es concluyente a los efectos de justificar un pronunciamiento inculpatorio". La fiscal pedía inicialmente una pena de once años de cárcel para el encausado, identificado con las iniciales M. C. M., y una indemnización de 8.000 euros al considerar probado que introdujo un dedo en el ano del menor en reiteradas ocasiones.

La madre del niño y expareja del acusado sospechó que había ocurrido algo extraño el 27 de marzo de 2016, al cabo de unos días de notar un enrojecimiento en el trasero del menor. La denunciante declaró en juicio que, mientras ayudaba al menor a limpiarse, este trató de tocar sus partes íntimas por primera vez y, cuando le preguntó al respecto, le dijo que lo había hecho anteriormente con su padre, pero que "eran juegos".

El menor fue examinado el 28 de marzo de 2016 en el Hospital Insular de Las Palmas de Gran Canaria, y el informe médico refleja que existía una importante dilatación del orificio anal, sin fisuras ni otras lesiones, así como un enrojecimiento de la zona perianal. El médico forense que exploró al niño explicó en el juicio que "la dilatación anal hay que valorarla en un contexto de retraso madurativo, en el cual puede haber un daño de los centros motores y del control de los esfínteres". El perito declaró que "no toda dilatación anal tiene que ser causada por la introducción de objetos" y que, en este caso concreto, "no se apreciaban otras lesiones".

La sentencia emitida recoge que el menor nunca fue interrogado por estos hechos, debido a las dificultades que tenía para elaborar un relato coherente, y que la única mención que hizo a lo ocurrido fue en la consulta del Hospital Insular-Materno Infantil. El informe clínico recoge el relato de la madre y que, cuando los peritos preguntaron al menor, este refirió lo mismo que su progenitora.

"Esta reproducción mimética de los hechos no reúne las características exigidas por la jurisprudencia para valorar la declaración de la víctima como prueba de cargo", expone el magistrado ponente de la Sección Primera, Francisco Liñán Aguilera, "pues nunca más se oye a la víctima explicar el motivo por el que presentaba la afectación de la zona anal".

Mala relación con la madre

Por otro lado, el magistrado concluye que el testimonio de la madre del menor, que prestó una declaración "firme, clara, detallada y coherente" con sus anteriores declaraciones, "debe ser valorado con cautela, habida cuenta de las malas relaciones que tiene con el padre de su hijo". En concreto, hace referencia a otras denuncias previas que figuran contra el acusado, representado por el letrado Jesús García Hermosa, por un delito de malos tratos (por el que fue condenado) y otro de incumplimientos del pago de la pensión de alimentos.

"Nótese también que la denunciante bañó a su hijo cuatro noches seguidas, del 23 al 26 de marzo, y en ninguna de esas ocasiones apreció enrojecimiento o percibió que su hijo se hubiera quejado de molestias en esa parte del cuerpo, como sería lo esperable en caso de haber sufrido una penetración anal, aunque solo fuera un dedo", añade la sentencia.

El perito declaró que "no toda dilatación anal es causada por la introducción de objetos"

decoration

En lo relativo a la valoración pericial, el magistrado sostiene que "desvirtúa la existencia del enlace causal que según la acusación existió entre las acciones atribuidas al acusado de introducción de un miembro en el ano de su hijo de manera reiterada y de producción de una importante dilatación anal, por cuanto el forense no consideraba probable que la penetración en tales condiciones hubiera generado una dilatación del esfínter anal prolongada durante cuatro días".

Por tanto, la Sección Primera de la Audiencia Provincial ha dictado un pronunciamiento absolutorio al aplicar el principio de la presunción de inocencia y determina el cese de la medida cautelar impuesta hasta el momento al acusado. Contra esta sentencia cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Compartir el artículo

stats