Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Licenciada en Ciencias del Mar

Amaia Bilbao: "El muelle de Taliarte presenta una estructura ideal para la acuicultura"

Amaia Bilbao, en la playa de Salinetas, ayer.

Amaia Bilbao, en la playa de Salinetas, ayer. ANDRÉS CRUZ

¿Cómo resumiría la ponencia que ofreció?

La conferencia trataba sobre la acuicultura en granjas marinas y hablé también sobre la acuicultura en general, que es una gran desconocida. Quería acercar a los pescadores a ese mundo para solventar dudas que hay, por ejemplo, con el pienso, que tiene mala fama. La idea era desmitificar todo eso y relacionar también al mismo tiempo el asunto con las costas de Gran Canaria y también con las de Telde en concreto.

¿Qué es lo que más destacaría de la charla?

Que la acuicultura hay que considerarla como una ganadería del mar. Y es necesaria, porque el mar está cada vez más esquilmado y cada vez hay más problemas en cuanto a metales pesados y la pesca está estancada. Como alternativa, hay que producir pescado, en condiciones controladas y bajo el reglamento sanitario.

¿En qué estado se encuentran y cuáles son las posibilidades de las costas de Telde?

La costa de Telde tiene la fortuna de tener dos centros de investigación muy potentes: el Parque Científico Tecnológico de Taliarte y el Banco Español de Algas. Ambas instituciones son pioneras a nivel mundial. En el Parque Tecnológico hay una sala de reproductores donde se estudia la diversificación de especies de mayor crecimiento que podrían darse en acuicultura, porque a la acuicultura le falta todavía lo que en ganadería se considera al cerdo: un animal que crezca mucho en poco tiempo. Son especies como el medregal o el jurel dentón; es interesante su estudio, porque podrían alcanzar los dos kilogramos de peso en un año. La idea es incorporarlas a las especies que actualmente se cultivan en Telde, como son la dorada y la lubina, que alcanzan tallas muy competentes si las comparamos con la dorada y la lubina del Mediterráneo, gracias a las condiciones de las aguas en Canarias, que son estupendas: tienen una temperatura ideal y permiten un crecimiento durante todo el año y son muy limpias, contienen una alta cantidad de oxígeno.

¿Cuáles son las claves de la acuicultura?

La acuicultura hay que considerarla como un tipo de ganadería, y la forma de realizarla dependerá del ganadero. El ganadero actualmente tiene la opción de realizarla de forma ecológica; de hecho, en Gran Canaria ya existe una empresa dedicada al cultivo de lubina de forma ecológica.

¿El muelle de Taliarte presenta una infraestructura adecuada para la práctica de la acuicultura?

Muy buena, además; es ideal. Es una costa muy buena para los cultivos, es una zona resguardada y el agua es de mucha calidad.

¿Cuál es su opinión acerca de la polémica en torno al uso de jaulas en estas prácticas?

Parte de la polémica es porque hay gente que dice que atraen tiburones, pero lo cierto es que los tiburones ya existen en Canarias. En todos estos años de actividad nunca ha habido ningún problema con un tiburón y no creo que lo haya. Con esta práctica se aumenta la biodiversidad, y si en todos estos años no ha habido ningún incidente grave con tiburones... para mí, no hay polémica en este sentido.

¿Y en cuanto a las algas?

La forma de unificar el cultivo de peces con las algas podría darse realizando una acuicultura multitrófica, donde los nutrientes generados en las jaulas marinas se aprovecharían para cultivar algas e incluso gasterópodos como la oreja de mar y erizos. Este tipo de acuicultura es muy interesante en Canarias y en las costas de Telde, ya que se podrían diversificar los productos acuícolas minimizando el impacto generado por las granjas marinas. En Canarias no hay una gran cantidad de macroalgas de la misma cosecha que se puedan consumir, porque el agua de aquí no tiene demasiados nutrientes para que crezcan estas algas, aunque sí se pueden procesar y se pueden cultivar para cosmética y otros compuestos químicos.

¿Pueden aportar algo al terreno de la gastronomía las de Telde en concreto?

Ahora mismo no, pero igual sería cuestión de investigar un poco. Seguro que entre las existentes hay alguna que se puede consumir.

¿Qué valoración hace de los fondos marinos del municipio?

Creo que tenemos una biodiversidad muy grande de especies que cuidamos bien poco descuidándonos con la basura que generamos en un día de playa, disfrutando de un paseo por la avenida marítima o realizando pesca deportiva, arrojando bolsas y botellas de plástico, latas de comida... Son necesarios programas de concienciación, destinados a todas las edades de la población para dar a conocer que la basura que descuidamos termina en el mar, que no desaparece como por arte de magia y tiene una consecuencia catastrófica en la vida marina.

Compartir el artículo

stats