Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno ordinario de enero

Telde y Cabildo reclaman que la Casa de la Condesa sea declarada monumento

Ambas corporaciones aprobaron por unanimidad la moción de NC y PSOE para proteger este edificio de Jinámar

La salvación de la Casa de la Condesa, un emblemático edificio del Valle de Jinámar afectados por los continuos robos y destrozos ante la falta de vigilancia y cuidados, se convirtió ayer en asunto prioritario para el Ayuntamiento de Telde y el Cabildo de Gran Canaria. En sendas sesiones plenarias, ambas instituciones aprobaron por unanimidad solicitar la declaración de este recinto como Bien de Interés Cultural (BIC), una calificación que le permitiría inversiones para su rehabilitación y un mayor grado de protección.

La propuesta, presentada en Telde y el Cabildo por los partidos Nueva Canarias (NC) y PSOE en dos mociones separadas, aunque luego se debatieron juntas, pretende que esta finca agrícola en la que se plantaba hasta los años 70 del pasado siglo consiga, por una parte y es lo que pedían los nacionalistas, que se le eleve a categoría de monumento, y que se destine al disfrute de la ciudadanía con un plan de uso y gestión que la saque de su inacción, como postulaban los socialistas. Ambas ideas fueron aceptadas por los plenos teldense y cabildicio y ahora se enviará el acuerdo al Gobierno de Canarias para que acepte la declaración.

No obstante, la unanimidad de los partidos en aprobar esta propuesta no supuso que ésta no se debatiera con una amplia dosis de polémica, al menos en el caso de Telde. En el Cabildo, el acuerdo fue más pausado y las mociones refundidas pasaron sin problemas.

En el Ayuntamiento de Telde la situación de abandono de la Casa de la Condesa no es un tema nuevo ni tampoco fácil de digerir. Como arma arrojadiza, el anterior y actual grupo de gobierno han tenido ya más que palabras duras y la sesión de ayer no fue una excepción, pese a que, finalmente, la unanimidad fuera el resultado. Pero durante todo el debate, donde PSOE y NC, por un lado, y el PP por el otro, la duda sobre si llegaría a un acuerdo para salvar a la Casa de la Condesa. De hecho, una frase separaba el acuerdo unánime de la abstención o el rechazo y solo al final, se logró. Y todo porque el PP no aceptaba que la moción de Nueva Canarias se aprobara con el argumento de que los populares eran responsables del deterioro por no haber hecho nada. Para el partido liderado por María del Carmen Castellano, o se hacía mención también a otras corporaciones o se quitaba la frase. Así, las cosas y a propuesta de Ignacio Serrano, concejal de Fomento, los nacionalistas aceptaron retirar la frase y la responsabilidad del estado del edificio se quedó como un espacio en blanco. Como una bandera blanca de tregua, de no agresión después de unas intervenciones en algún momento acaloradas y llenas de reproches, sobre todo entre nacionalistas y populares. El PSOE, con Alejandro Ramos como portavoz, se mostró más comedido y apeló a un modo más moderno de hacer política, de evitar "el tú más" de otros mandatos y así se lo expresó a políticos de su quinta como el propio Serrano o Pablo Rodríguez. El resto de los partidos asistían como espectadores al cruce de críticas y Rubén Rodríguez, de Más por Telde, vecino de Jinámar, lamentó que el rifirrafe a cuenta de la Casa de la Condesa "saque la bandera de Jinámar cuando se acercan las elecciones".

El Pleno de Telde cuenta, de momento, con la satisfacción de que el Cabildo de Gran Canaria también apoya la salvación de la Casa de la Condesa y que ambas administraciones públicas podrán tocar juntas y unidas ante el Gobierno de Canarias para hacer realidad un anhelo de décadas. Mientras, cabe recordar que ayer las puertas de esta emblemática finca de Jinámar seguían rotas, quemadas y con unas instalaciones en muy mal estado. Los vecinos todavía observaban durante la jornada de ayer cómo se entraba sin pudor en ella.

Compartir el artículo

stats