Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arreglo de la red de riego obliga a cerrar la mitad del parque de San Juan

La empresa que lleva las zonas verdes dedica 300.000 euros a renovar las instalaciones

El arreglo de la red de riego obliga a cerrar la mitad del parque de San Juan

Las miles de personas que a diario transitan por el parque urbano de San Juan, junto al casco de Telde, se encuentran desde esta semana con el obstáculo de que no pueden hacer uso de todas las instalaciones. La Concejalía de Parques y Jardines, en manos del centrista Mario Torres, ha iniciado un ambicioso proyecto de renovación de la red de riego y de otras instalaciones complementarias que han obligado a prohibir el tránsito de vecinos por más de la mitad del principal 'pulmón' de la ciudad, que tiene una extensión superior a los 144.000 metros cuadrados.

Torres explicó ayer a este rotativo que todo el entorno del auditorio José Vélez, dentro del cual se engloban la gran pradera de césped, los jardines temáticos dedicados a las siete islas y la zona de las canchas deportivas se encuentra ya inaccesible mediante la colocación de un vallado y señales de advertencia "con el que pretendemos advertir del riesgo que conlleva el acceso a este punto". El munícipe destacó que esta actuación, que viene a coincidir en el tiempo con la celebración de los Carnavales, "estaba prevista desde hace tiempo" y que la misma responde a la necesidad de actualizar una red de riego que presenta fallos y pérdidas de forma habitual pese a que la infraestructura se abrió al público hace menos de 16 años.

El plan de trabajo pergeñado por la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), que es la adjudicataria del servicio de mantenimiento de los parques del municipio, establece una inversión que ronda los 300.000 euros. "La idea es que los tractores trabajen durante esta semana en la zona sur del parque con la apertura de zanjas, y que posteriormente la intervención se vaya extendiendo al resto del complejo", agregó.

La optimización de una obsoleta red de riego y la mejora del paseo central son los principales ejes en torno a los que orbita dicha actuación, que apenas supondrá desembolso alguno para las arcas municipales al estar contempladas dentro del paquete de mejoras que elevó FCC cuando se presentó a la concesión.

Una de las intervenciones más llamativas será la automatización y centralización de las instalaciones, lo que favorecerá el control y el uso racional del agua. Para desarrollar dicha propuesta, la maquinaria que ya se ha desplegado por el parque tendrá que abrir hasta tres kilómetros lineales de zanjas para enterrar en ellas las nuevas tuberías, de mejor material.

Asimismo, el paseo principal distribuido por el perímetro del parque cambiará de aspecto gracias al despliegue de una capa de asfalto de color rojo. En principio, el plazo de ejecución de los trabajos es de unos cuatro meses.

En la agenda de ruta de Mario Torres también se encuentra la apertura inminente de la cafetería que se construyó junto a la zona de juegos infantiles. Una tarea que complementará a lo ya realizado en la cancha de bola y a la nueva área de esparcimiento canino, estrenada el pasado verano.

Compartir el artículo

stats