Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Yrichen consigue autofinanciarse con la organización de cursos en su sede

La ONG acoge actos propios y organizados por empresas - El sacerdote Jorge Hernández destaca la labor de los voluntarios para sacar adelante la Fundación

Jóvenes, con los educadores, en un taller realizado en Yrichen.

Jóvenes, con los educadores, en un taller realizado en Yrichen. LP/DLP

Yrichen, la organización no gubernamental (ONG) dedicada a la reinserción de personas drogodependientes y que tiene su sede en el barrio teldense de La Pardilla, sigue ideando iniciativas para lograr su autofinanciación. Así, la organización fundada por el sacerdote Jorge Hernández promueve la organización de cursos propios y de particulares que le permitan afrontar el 33,7% de su presupuesto anual, un porcentaje importante que Yrichen intenta conseguir por sus propios medios, sin olvidar la obtención de otros fondos.

Hernández, que ayer mostraba a un grupo de personas las instalaciones del centro que acoge a su ONG, explicó que "como organización no gubernamental que somos intentamos autofinanciarnos por nuestros medios para lograr al menos el 33,7% de nuestro presupuesto anual". El fundador de Yrichen señaló que "buscamos fondos que nos permitan realizar nuestras actividades de la mejor forma posible y por eso hemos impulsado varias modalidades que nos suponen ingresos, aparte de los cauces habituales como las galas benéficas, las rifas, entre otras".

Una de las iniciativas, ya puesta en marcha desde hace tiempo, es la organización de cursos por parte de Yrichen para colectivos o vecinos, entre ellos los de cocina, que han tenido bastante aceptación y que son una baza segura. Pero además de estos talleres, que se seguirán organizando, Hernández destaca otra modalidad: "Nosotros también organizamos otro tipo de cursos, como el impartido por Fran Mezcua sobre presentaciones de alto impacto el pasado diciembre. El importe de las matrículas nos los donó Mezcua y en esa línea estamos, que organicemos nuevos cursos y recibir lo recaudado".

Sacar rendimiento a la sede

Además de esta forma de financiación, otra ideada por los responsables de Yrichen es la cesión de las dependencias de la ONG a personas, empresas o colectivos que deseen organizar eventos allí.

Jorge Hernández asegura que "nuestra idea es ofrecer las instalaciones, que están bastante bien, para que los interesados en la celebración de consejos de dirección, cursos u otro tipo de actividades puedan disponer de ellas. A cambio, los organizadores entregarán un donativo a Yrichen, que se destinará, como otros que recibamos, a completar nuestro presupuesto y lograr así una mayor autofinanciación de nuestra ONG".

Existe un valor añadido, según Jorge Hernández, a la organización de estos cursos o eventos, tanto por parte de Yrichen como por parte de particulares. "Con la celebración de estas actividades no solo logramos fondos para nuestra autofinanciación, sino que también aprovechamos para que los participantes o asistentes a los actos conozcan nuestras instalaciones y la labor que realizamos como ONG dedicada a las personas drogodependientes. Hoy mismo [ayer para el lector] estoy mostrando a un grupo nuestras instalaciones y cómo tenemos distribuido el trabajo que realizamos".

Este recorrido informativo por la sede de Yrichen se transforma, según Hernández, en una forma de publicidad que se genera con los comentarios que las personas que han venido a las instalaciones hacen a otras al contar su visita.

Estas dos modalidades de ingresos se compaginarán con las ya tradicionales galas benéficas, meriendas y otras acciones, con la que se cuenta con el amplio voluntariado de Yrichen para su realización. Hernández quiso destacar que gracias a los más de 80 voluntarios que ayudan a la ONG "se puede mantener unos servicios de calidad a las personas que atendemos y es importante resaltar esta labor sobre todo cuando en tiempo de crisis es más difícil la realización de su labor con nosotros".

Por último, el coordinador de esta organización no gubernamental adelanta que con motivo del 25 aniversario de Yrichen se tiene previsto la programación de una serie de actividades, donde probablemente habrá una gala benéfica y se busque la implicación de todos los agentes sociales. La organización de meriendas benéficas, nuevos cursos, tanto propios como de particulares conformarán esta propuesta de actividades que permitan el desarrollo de los proyectos solidarios.

Compartir el artículo

stats