Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sector industrial Nuevas inversiones en el municipio

DISA invierte 2,5 millones en mantener tres de sus grandes tanques de Salinetas

La empresa vacía el mayor depósito de combustible de Telde para renovar su base de acero

El 'Goliath' de Salinetas se somete a un profundo lifting. La planta de DISA, el complejo industrial de mayores dimensiones que puede encontrarse en esta esquina de Telde, acapara estos días las miradas de propios y extraños gracias a los llamativos trabajos de mantenimiento de sus instalaciones. La empresa, que da trabajo en la planta a 87 personas y despacha el 90% de la gasolina y el gasoil que se consume en Gran Canaria, invierte este año más de 2,5 millones de euros en unas tareas entre las que destaca, por su vistosidad, el vaciado y el tratamiento interno y externos de sus inmensos tanques.

Con la ayuda de varias subcontratas y siguiendo un estricto plan de control y seguridad, la firma se encuentra estos días inmersa en dos grandes frentes. En sus instalaciones principales moderniza su tanque número 9, una auténtica 'joya' por dimensiones y prestaciones, mientras que a la vera de la desaladora de Salinetas, unos metros más hacia la costa, otros dos receptáculos inmensos son sometidos a una exhaustiva actualización.

En el caso del primer vaso, se trata del tanque de combustible de mayores dimensiones que hay en Telde, según las estimaciones que ayer manejaba Miguel Benarroch, director gerente de la infraestructura. Con 25 metros de altura y 35 de diámetro, esta gigantesca mole hueca de acero es capaz de albergar en su interior más de 25 millones de litros de gasoil. "Hemos tardado 20 días en vaciarlo porque estaba al 75% de su capacidad", agrega Julio Navarro, jefe de Operaciones, "pero para dejarlo como nueve necesitaremos nueve meses".

Los trabajos pueden afectar al interior o al exterior del receptáculo. En este caso, la faena se encuentra oculta a ojos del profano. La base del depósito, con planchas de acero, va a ser totalmente renovada como ya se ha hecho con los 15 gigantescos pilares que soportan la cubierta del cilindro.

Espesor de 2,5 centímetros

Las paredes, con un espesor de 2,5 centímetros, también son objeto de una profunda revisión gracias a la 'araña': un robot que se adhiere a las mismas y que las barre y escanea con minuciosidad en busca de cualquier tipo de pérdida de grosor. "Hay un tope, pero mucho antes de llegar a este nosotros procedemos a la sustitución de piezas", comentan los técnicos. LA PROVINCIA fue ayer testigo único de una operación que sólo se realiza una vez cada diez años. Ahora bien, como en Salinetas hay 25 tanques y existen otra serie de planes anuales y trienales de mantenimiento (los que contemplan intervenciones externas, tales como el pintado o el 'raspado' de los tanques a presión) es raro el momento en el que no asoma algún andamio por la zona.

Antes de entrar a los vasos, donde se ejecutan cortes a modo de puertas para crear accesos, la normativa estipula un control exhaustivo de la presencia o no de gases y restos de productos. Se recurre para ello a megaventiladores y a medidores de alta precisión. Su piel interna se pule y se acondiciona para continuar con su uso. Pero también hay una parte artesanal, y es que todo se seca a fregona. El suelo, con el acero asentado sobre asfalto y grandes cimientos, se sella. Y por si fuera poco, cada uno de estos ingenios está circundado por muros estancos para evitar males mayores.

La tecnología, en este caso, está de parte de la empresa: Un radar ubicado en la bóveda es capaz de decir cuánto gasoil queda en las entrañas del receptáculo sin el más mínimo error. Impera la precisión, ya que por cada milímetro de altura se contabilizan nada menos que mil litros de caudal.

El 'bote' que ahora se renueva data del año 1972, pero habrá 'Goliath' para rato.

Al detalle

Al detalle

  • Producción y capacidad. Un ´gigante´ en Telde: Hay depósitos en La Luz y en Gando, pero el 90% del combustible que se consume en Gran Canaria sale de Salinetas. Sus instalaciones están preparadas para acoger más de 150 millones de litros de combustible. El consumo diario en la isla es de 1,5 millones de gasolina y gasoil, aproximadamente. En Telde trabajan desde los hidrocarburos clásicos hasta el gasoil eléctrico y el queroseno de los aviones, además de propano, butano y asfalto.
  • Autonomía: DISA se centra en el almacenaje y la distribución. Recibe la materia prima a través del puerto de Salinetas, pero en caso de necesidad puede funcionar sin recibir nuevos caudales. El margen para la gasolina es de dos semanas; para el gasóleo ronda los tres meses.
  • Instalaciones: La planta de Salinetas es la más grande de las siete que tiene en Canarias. Dispone de cinco cargaderos, una depuradora de última generación, una sala de telecontrol equipada con las mejores medidas de seguridad y un laboratorio de control equipado en 2014 y que, tras una inversión de 170.000 euros, efectúa verificaciones de calidad de sus productos a diario, tanto en el complejo como en la red de gasolineras de la firma. En los últimos cinco años, la empresa ha invertido más de 100 millones de euros en informatizar sus complejos y en mejorarlos a conciencia.
  • Clientes: Además de atender a los surtidores, DISA suministra fuel desde sus tanques de la costa a la central eléctrica de Jinámar y Juan Grande (estos depósitos son ahora objeto de remozamiento externo).

Compartir el artículo

stats