Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno canario solo ha entregado siete casas en los últimos cuatro años

La alcaldesa amenaza a la consejera Inés Rojas con plantarse en su despacho si no evita dos desahucios

Begoña Pérez, a las puertas de la casa de sus padres, el miércoles

Begoña Pérez, a las puertas de la casa de sus padres, el miércoles SANTI BLANCO

El Gobierno de Canarias tiene cerca de 45 viviendas vacías y pendientes de segunda adjudicación en el municipio de Telde. A pesar de ello, y de tener conocimiento del dato, el Ejecutivo sólo ha entregado siete inmuebles en la localidad en los últimos cuatro años. El dato lo lanzó ayer, visiblemente molesta, la alcaldesa María del Carmen Castellano tras reunirse con Begoña e Ithaisa Pérez, dos vecinas afectadas por deshaucios que estos días han vuelto a recuperar protagonismo mediático toda vez que la primera se ve ahora, obligada por una sentencia, a abandonar el 16 de abril y con sus tres hijas menores de edad, la vivienda que le prestaron hace ocho años sus padres.

Las dos jóvenes interrumpieron a Castellano el pasado jueves durante el acto institucional de reconocimiento a las taxistas del municipio y al Club Balonmano Rocasa, y la mandataria, tras mantener un primer intercambio, las citó ayer en la Alcaldía para explicarles todos los pasos que la corporación había dado en pos de su ayuda.

"Ambas son usuarias de los Servicios Sociales y saben que desde hace tiempo se les está ayudando con alimentos, su inclusión en convenios de empleo y con lo que se pueda, pero el tema de la vivienda no es competencia directa nuestra, sino del Gobierno de Canarias y ellas y todo el mundo de be de saber que aquí, pese a las demandas y a las necesidades urgentes que hay, como es el caso, sólo se han entregado siete casas en los últimos cuatro años. Creemos que hemos sido lo suficientemente pacientes, pero si el lunes no se nos da una cita con la consejera Inés Rojas [responsable regional de Vivienda y Asuntos Sociales] nos plantaremos en la puerta de su despacho", apuntó en un improvisado encuentro con los medios en el que también estuvieron presentes los concejales de Vivienda y Servicios Sociales -Ignacio Serrano y Sonsoles Martín- además de las dos afectadas.

"Hay viviendas vacías en Telde y no nos hacen ni puñetero caso", se lamentó la regidora tras recordar que han requerido el apoyo de la administración regional para proceder a la rehabilitación de los bloques del Valle de Jinámar a través de un plan integral, que han visto cómo se le retiraba una subvención oficial a una promoción de 120 casas en San Antonio "y que con este municipio siempre ha habido la callada por respuesta".

La alcaldesa agregó que junto a Begoña -que vive en La Herradura- e Ithaisa -que hace lo propio en un piso en malas condiciones en Lomo Magullo- "tenemos constancia de al menos otras dos familias más con menores de por medio y con la amenaza de un desalojo". Ellas no lo han querido hacer público, pero su situación es grave y creo que debería darse una excepción para atender sus casos, seguidos por nuestras trabajadoras sociales".

Ignacio Serrano apuntó que de forma periódica se le indica al Gobierno canario cuáles son las viviendas que están vacías y pueden darse en segunda adjudicación. Sonsoles Martín, por su parte, recalcó que la preocupación del PP por este asunto ha llegado incluso al parlamento regional, donde el diputado Felipe Afonso preguntó hace unas semanas por la política que estaba desarrollando el Gobierno canario al respecto. En Telde, hoy día, hay unas 1.600 solicitudes de viviendas de carácter social.

Compartir el artículo

stats