Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mano para sacar a la víctima del pozo

Una psicóloga proyecta un gabinete especializado en víctimas de violencia de género y doméstica

Elián Jiménez tiene previsto instalar su gabinete en San Gregorio, céntrico y a la vista.

Elián Jiménez tiene previsto instalar su gabinete en San Gregorio, céntrico y a la vista. SANTI BLANCO

Las víctimas de violencia doméstica y de género tendrán en Telde quien las asesore para superar los estragos de esta realidad social de la que casi a diario se hacen eco los medios de comunicación. En el caso de la violencia de género, desde el año 2007 no se baja de las 50 víctimas mortales al año en España, una cifra que en la de los hogares es más difícil cuantificar porque muchas veces no se denuncian los ataques.

Con estos datos y otros más, Elián Jiménez Fernández, psicóloga graduada en la UNED, voluntaria del Teléfono de la Esperanza y en la prisión y cofundadora de la primera Asociación de Coaching de Canarias, ha presentado Gabinete Psicológico Especializado en Violencia de Género y Doméstica, un proyecto incluido en el programa Telde te quiere emprendedor, coordinado por Carlos Alberto Hernández y Javier Hernández, y auspiciado por la concejalía de Desarrollo Local de Telde.

"El proyecto tiene dos vertientes. Por un lado, la terapia, que puede ser individual cuando la mujer víctima venga sola a la consulta o acompañando a un hijo víctima de violencia doméstica, o si lo hace un hombre solo o con un hijo. Además se ofrece terapia grupal, y luego está la vertiente de la realización de peritajes cuando lo solicite el juez", expone esta psicóloga que también está acabando estudios de psicología forense y que colabora con el Colegio de Psicólogos de Canarias en el área de Igualdad y de Violencia de Género.

El gabinete psicológico que ha ideado Jiménez Fernández, natural de Tafira y residente en el barrio teldense de Marpequeña desde hace dos años, prevé un tratamiento multidisciplinar de los casos de violencia machista y doméstica, dos términos que a veces se confunden como sinónimos, pero que no lo son. En el proyecto que perfila en el programa impartido en Telde te quiere emprendedor, Elián Jiménez contempla un trabajo en equipo donde, además de la terapia psicológica, consulta con abogados, psiquiatras, trabajadores sociales y educadores, "para que el paciente esté perfectamente atendido y de manera integral para que supere el problema".

Tampoco descarta esta joven emprendedora realizar charlas para darse a conocer y exponer cómo funcionaría su proyecto. Unas charlas en las que informaría sobre la finalidad de su gabinete psicológico, "donde con toda probabilidad tendríamos más mujeres de pacientes que hombres porque los casos de violencia son mayoritariamente contra ella, sin olvidar a los menores que sufren directa o indirectamente estos tipos de violencia", apunta Elián, quien recalca el perfil de las víctimas de estos ataques. "En la violencia de género se produce una agresión física o verbal hacia la mujer por parte del hombre que, por las estadísticas publicadas, no parece que disminuya y se ha establecido, en cuanto a muertes, sobre el medio centenar al año desde 2007". Es la más común y la que más aparece en los medios, pero existe la otra violencia, la doméstica, más difusa y difícil de cuantificar. "Aquí se encuentran los casos de las agresiones a mujeres y a niños, pero también a hombres, pero la dificultad de saber el número real es muy difícil porque no se denuncian. Unas por temor a no ser escuchadas y otras, como ha ocurrido en casos de hombres, por la vergüenza que sienten al ir a denunciar que son agredidos por su esposas o hijos".

Y es precisamente en este último tipo de agresores, los hijos y los adolescentes, donde los casos empiezan a ser preocupantes, según Elián Jiménez. Y el germen del problema, señala, está bastante claro: "La falta de una educación en valores y los jóvenes viven en una sociedad muy competitiva, y el móvil se ha convertido en un arma de doble filo, donde ya se usa para enviar vídeos de todo tipo de agresiones, como los casos de bulling".

La ubicación del gabinete psicológico también es algo a tomar en consideración. Para la psicóloga, "estoy buscando un sitio en San Gregorio porque es céntrico y tendría más visibilidad", al tiempo que descarta establecerse en la zona administrativa de San Juan, donde están los juzgados, porque "el peritaje es la otra función de mi proyecto, pero indudablemente tendré más trabajo en la consulta psicológica". Cree Elián que con 15 consultas que realice al mes más algún peritaje su proyecto es económicamente viable, "para poder vivir de este trabajo llegando bien a fin de mes".

Desconoce si existen gabinetes como el que ella quiere establecer en otros municipios de Gran Canaria, aunque no parece que los haya pese a que el problema social que generan la violencia machista y doméstica no desaparecen. Así las cosas, Elián Jiménez y Telde pueden ser los pioneros en la lucha integral contra estas actitudes antisociales en la Isla.

Compartir el artículo

stats