20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La estafadora de Telde cambia ahora de estrategia y pide declarar ante la juez

La magistrada Virginia Peña reserva dos mañanas para escuchar a la imputada por el fraude en la venta de pisos y coches

La estafadora de Telde cambia ahora  de estrategia y pide declarar ante la juez

La estafadora de Telde cambia ahora de estrategia y pide declarar ante la juez

El caso de la estafadora de Telde promete novedades. La principal imputada en el caso, Teresa Velázquez, ha decidido cambiar ahora de estrategia y colaborar con la instrucción sometiéndose a nuevos interrogatorios. La acusada -a la que se le imputan la presunta comisión de los delitos de estafa y apropiación indebida mediante un fraude consistente en la obtención de fondos para la supuesta obtención de casas y coches a precios irrisorios en subastas judiciales- manifestó en febrero su propósito de prestar declaración en los juzgados. Una actitud que choca con la protagonizada en otras ocasiones ante la magistrada Virginia Peña, frente a la que al menos en una ocasión se ha acogido a su derecho constitucional a no declarar.

Velázquez comparecerá los próximos días 12 y 13 de junio ante la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Telde, quien prevé comenzar con la testifical desde las 9.30 horas de la mañana, una vez que la detenida sea trasladada por la Guardia Civil desde el centro penitenciario de Juan Grande. El hecho de que la juez haya reservado dos mañanas para esta diligencia da a entender que Velázquez podría aportar, en esta ocasión, más respuestas a las que ha venido dando desde que en septiembre de 2014 fuese arrestada por agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Violenta (UDEV) del Cuerpo Nacional de Policía.

Hasta el momento, los investigadores han podido constatar que un total de 93 personas han podido resultar afectadas por las acciones de Velázquez, quien les prometía la obtención de chalés y dúplex en el sur y de coches de alta gama a precios muy bajos dada su frecuente asistencia a subastas en los juzgados. Según consta en el sumario, la principal encartada en este caso -en el que también se encuentran imputados su marido, un abogado, una funcionaria de la Fiscalía y uno de los denunciantes, entre otras personas- ha reconocido que todo era un montaje. La jueza investiga el paradero de unos 3,3 millones de euros, que es el dinero que, aproximadamente, podría haber recaudado a través de la firma de contratos y depósitos con sus víctimas. Muchas de ellas son residentes en Telde de clase media y media alta, aunque también se contabilizan empresarios, políticos, pensionistas y parados.

Igualmente, Velázquez también solicitó a la juez autorización para comunicarse con su letrado en el establecimiento penitenciario "sin ninguna barrera física y con carácter previo a la declaración voluntaria de esta ante el juzgado".

Peña ha accedido a tal petición argumentando que "no se trata de una presa preventiva peligrosa ni constar a este órgano judicial la restricción de sus comunicaciones acordada judicial ni administrativamente". Mientras, las pesquisas ha proseguido a lo largo de las últimas semanas con las declaraciones de la mayor parte de los damnificados en los tribunales.

Compartir el artículo

stats