Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento paga 7.000 euros a una vecina por caerse en el parque de San Gregorio

La demandante gana el juicio al Consistorio

El Ayuntamiento pagará 7.000 euros a una vecina que se cayó en el parque urbano de San Gregorio y por lo que sufrió una fractura de nariz. Una sentencia del Tribunal de lo Contencioso Administrativo número 2 de Las Palmas da la razón a la demandante y decreta el pago de la indemnización.

Este asunto fue llevado a la reunión de la Junta de Gobierno Local por el concejal de Parques y Jardines en funciones, Juan Martel, para que este órgano colegiado diera su aprobación a la ejecución de la sentencia. El grupo de gobierno local aceptó la propuesta presentada y efectuará el abono de la cantidad a esta vecina. Esta suma es inferior a la solicitada inicialmente por la recurrente, que pedía 9.449 euros como indemnización por las lesiones y perjuicios económicos producidos al caerse en el parque de San Gregorio en abril de 2011.

Los hechos sucedieron en la citada fecha cuando la afectada tropezó en una grieta existente en el pavimiento del parque, cayendo hacia delante y como consecuencia de ello sufrió una fractura nasal. Según los fundamentos de derecho de la sentencia se trata de una herida inciso contusa en el labio y dorso nasal, además de lesiones en manos y rodillas. Esto supuso que la damnificada estuviera 21 días incapacitada , "quedándole como secuela un perjuicio estético ligero". Igualmente reclama el importe al que asciende la reparación de las gafas.

La demanda fue rechazada en primera instancia y la demandante presentó un recurso en la Sala de lo Contencioso Administrativo al no estar conforme con el fallo anterior y que esta instancia judicial le da la razón.

En sus fundamento de derecho, el juez estima ajustada la indemnización de 7.000 euros a pagar a la vecina. Por un lado, considera que por las lesiones sufridas y el tiempo de incapacidad en el que estuvo la afectada en la valoración adecuada es de 5.000 euros para estos conceptos. En cuanto a las secuelas, el perjuicio estético ligero, en la cara y labio de la damnificada, es "desde luego significativo en cuanto a la percepción del mismo, por muy leve que sea". En este concepto considera plenamente ajustado que se le pague un importe de 2.000 euros.

Por último, respecto a los daños materiales sufridos en las gafas, entiende que no es adecuada porque fue presentada tres meses después del accidente.

Compartir el artículo

stats