Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El papa Pedro une a Telde y Güímar

Los barrios de El Ejido y San Pedro Abajo celebran su hermanamiento y los 50 años de la parroquia

José Castro y el párroco de El Ejido, José Antonio Socorro, ante la imagen de San Pedro, ayer.

José Castro y el párroco de El Ejido, José Antonio Socorro, ante la imagen de San Pedro, ayer. YAIZA SOCORRO

El Ejido está ilusionado con la preparación del acto de hermanamiento que se celebra mañana en la plaz de este barrio teldense. Ayer en la parroquia se iban añadiendo detalles de ornato para recibir a un grupo de vecinos de San Pedro Abajo, un barrio del municipio tinerfeño de Güímar que comparte con el grancanario la devoción por un santo: San Pedro. Pero con una peculiaridad, ambas parroquias poseen en sus templos las dos únicas imágenes del santo sentado, ataviado de su ropaje de Papa de la Iglesia católica, que existen en el Archipiélago canario.

Ha sido precisamente la devoción común por estas esculturas religiosas la que ha impulsado que El Ejido y San Pedro Abajo hayan acordado unir su fe en el santo en un hermanamiento que comienza mañana en Gran Canaria y tendrá su continuación en Tenerife la próxima semana. Además, será el evento especial programado para celebrar el medio siglo de la fundación de la parroquia de El Ejido, una ilusión convertida en realidad por el vecino Manuel García, fallecido hace 15 días cuando contaba 85 años y que tanto luchó por ella.

José Castro, presidente de la asociación de vecinos y de la comisión de fiestas, explica que este hermanamiento se produce "porque para celebrar un acto especial por el cincuentenario de la parroquia de El Ejido estábamos buscando una parroquia que compartiera con la nuestra la devoción a la imagen de San Pedro sentado, pero nos ha resultado muy difícil encontrar esa coincidencia en Canarias, salvo en el barrio de San Pedro Abajo, en Güimar, que también venera una escultura del santo también sentado y nos pusimos en contacto con ellos. Enseguida aceptaron la propuesta y nos pusimos a trabajar en el acto de hermanamiento, primero aquí este domingo [hoy para el lector] y el próximo día 14 en la parroquia de ese municipio".

Esta fiesta de fraternidad entre ambas localidades tendrá su centro en la plaza de El Ejido. Allí, tras la celebración de una misa prevista para las 11.30 se procederá después a la entrega de un pergamino que acredite el hermanamiento de ambos barrios y una placa conmemorativa de esta efeméride.

Después de este acto oficial, los asistentes, que según Castro puede llegar a las 200 personas.- unas 55 del barrio tinerfeño- disfrutarán del levantamiento de arado y de cantos y bailes típicos a cargo de la Parranda del Vino y su cuerpo de baile. El presidente vecinal y de la comisión de fiestas de San Pedro, compatrón del barrio junto a la Virgen del Carmen, destaca también el reparto de una paella para los participantes en una jornada que también supondrá un emotivo recuerdo para Manuel García.

"Don Manuel siempre luchó porque este barrio tuviera una parroquia e incluso llegó a comprar la imagen de San Pedro sentado, que es anterior incluso al templo y también del Cristo crucificado, que permanecieron en domicilios de vecinos hasta que se erigió el edificio religioso", apunta Castro.

José Antonio Socorro, párroco de El Ejido, donde lleva tres años procedente de la parroquia de El Tablero de Maspalomas, también explica la importancia del medio siglo de la fundación de la parroquia, una demanda de los vecinos que se pudo hacer realidad. No está acostumbrado de hablar con los medios -"me pongo muy nervioso, no es lo mío"-, pero anima a que mañana sea un gran día para el barrio y para la parroquia.

"Me da pena que no venga el párroco de San Pedro Abajo, pero es una fecha donde se celebra el Corpus y su organización quita mucho tiempo y no ha podido venir", señala Socorro ante San Pedro.

Compartir el artículo

stats