Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista.

José Carmelo Pulido: "Los teldenses somos gente solidaria y sabemos acoger a los que lo necesitan"

"Todos hacen una parada en la basílica de San Juan porque el Cristo es algo que identifica este pueblo", apunta el pregonero de las fiestas del Santo Cristo de Telde 2015

¿Cómo está viviendo los días previos al pregón?

Con alegría, ilusión y mucha responsabilidad. No sé si responderé a las expectativas que la gente tiene porque el Cristo de Telde significa mucho para nosotros.

¿En qué aspectos incidirá en la lectura del pregón?

Quiero recalcar los diferentes nombres que el Cristo de Telde tiene, pero sobre todo destacar el de Santo Cristo de la Misericordia, ya que viene muy bien este año porque dentro de dos meses el papa Francisco nos ha pedido a los cristianos que iniciamos el año de la misericordia durante el jubilar.

¿Y por qué esa diversidad de apelativos?

Cada uno de esos nombres, como el Cristo de las Aguas -por su intercesión para que llueva en épocas de sequía- o Cristo del Altar, han ido cambiando porque cada época o persona lo ha vivido así. Pero siempre ha perdurado por encima de todo el nombre del Cristo de Telde, que lo abarca todo.

¿Cuál es la importancia de esta celebración?

Estas fiestas son fundamentalmente religiosas. Todos hacen una parada en la basílica de San Juan porque el Cristo de Telde es algo que identifica a nuestro pueblo.

¿Cómo valora la renovación que el papa está llevando a cabo en la Iglesia?

El pontífice está intentando hacer una Iglesia más cercana a la gente y mucho más humana. Utilizaun lenguaje más próximo con gestos diarios que intenta que se visibilicen, como aparecer en una óptica para comprar unas gafas.

La oleada de refugiados está acaparando la atención mundial. ¿Qué espera de Canarias en esta situación?

Nuestra sociedad siempre ha sido muy acogedora. El talante de las Islas en general y de Telde en particular siempre ha sido solidario, quizás porque nosotros hemos emigrado fuera. Rara es la familia que no tenga gente en Cuba, Venezuela y otros países de Latinoamérica. Los teldenses sabemos muy bien qué es acoger a quien lo necesita. No olvidemos tampoco que hay aquí muchas personas aún que lo pasan realmente mal.

¿Un deseo para pedir en estas fiestas?

Como hijo de esta ciudad deseo lo mejor para Telde. Me gustaría que hubiese trabajo para todos y que fuésemos capaces de terminar con la pobreza.

¿Qué tipo de revulsivo político hace falta a esta ciudad para conseguir esto?

No lo sé. Confío mucho en las autoridades y estoy convencido de que cada uno intenta hacer lo mejor posible para que esto vaya mejor. La Iglesia también hace mucho. Creo que si todos caminamos más unidos, intentando ponernos en el lugar de las personas que están sufriendo, algo más siempre podemos hacer.

Hasta que esto suceda, ¿no teme un quebrantamiento irreversible de la esperanza?

La desesperanza siempre está ahí. Es el primer sentimiento que uno tiene. Cuando te falta todo te vienes abajo de autoestima. Como realmente muchos de los que pueden ayudar no son lo suficiente sensibles a sus situaciones, también crece el desencanto en las personas y en las instituciones.

Compartir el artículo

stats