Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los socios critican a la alcaldesa por 'vender' la reforma de casas en Jinámar

Alejandro Ramos y Juan Francisco Artiles tachan de desleales a los nacionalistas por "apropiarse de un proyecto de todos" - Hernández afirma que es una reunión de trabajo con vecinos

Carmen Hernández, con personal de Fomentas, explica a los vecinos la rehabilitación de Jinámar.

Carmen Hernández, con personal de Fomentas, explica a los vecinos la rehabilitación de Jinámar. ANDRÉZ CRUZ

La primera bronca del pacto de gobierno del Ayuntamiento de Telde, al menos de forma pública, ya está servida. La reunión mantenida por la alcaldesa, Carmen Hernández, con los presidentes de las comunidades de vecinos de los edificios donde se realizará la segunda fase de las obras de rehabilitación del Valle de Jinámar ha causado un importante malestar en dos de sus socios. Esta actitud crítica no la entiende Hernández, quien enmarcó la convocatoria de ayer por la tarde como una "reunión de trabajo de la concejalía de Viviendas con los vecinos".

Tanto Más por Telde como el Partido Socialista (PSOE), cuyos líderes ostentan la primera y segunda tenencias de Alcaldía, calificaron de deslealtad de Nueva Canarias el que no se les hubiera convocado a esta cita en Jinámar, así como consideraron una falta de respeto, una situación inconcebible e intolerable "que pretendan apropiarse de un proyecto en el que hemos intervenido todo el grupo de gobierno y donde también participan, además, del Ayuntamiento, otras tres administraciones públicas".

Alejandro Ramos, portavoz de los socialistas y concejal de Vías y Obras, declaró que "me estoy enterado por su llamada de esa reunión en Jinámar y esto ya me parece algo inconcebible porque no me ha llegado ninguna convocatoria".

Ramos, que mostró su enfado por no haber sido informado sobre este acto de la alcaldesa, afirmó que "esto es una situación intolerable, es una falta de respeto a la lealtad que los socialistas mantienen con este pacto y nos parece muy poco ético, por lo que la confianza que teníamos en este pacto ya no puede ser la misma".

El segundo teniente de alcalde señaló que "no hubiera gustado estar en esa reunión donde se ha explicado ese importante proyecto para Jinámar y entendería que si en una visita a colectivos alguien pregunta, la alcaldesa les explique. Nosotros cuando salimos a hablar con los vecinos nos hacen preguntas relativas a nuestras áreas y a las de otros partidos, pero esto es muy distinto porque presentar el proyecto sin contar con los socios del gobierno es apropiarse de un trabajo de todos con fines partidistas y eso es inconcebible".

En opinión de Ramos, "no entiendo cómo después de haber celebrado una reunión de coordinación hoy por la mañana el grupo de gobierno [ayer para el lector] durante dos horas no se nos dijera nada y que por la tarde, sin que nos avisara, la alcaldesa mantuviera ese acto en Jinámar".

De una opinión similar era Juan Francisco Artiles, vicealcalde teldense, quien se mostró sorprendido por el encuentro con los presidentes de las comunidades de propietarios, "porque me he enterado por su llamada y me parece un asunto muy grave por la deslealtad que para el resto de los socios representa este acto sin invitarnos".

El portavoz de Más por Telde fue contundente al afirmar que "esto no es un proyecto de Nueva Canarias, sino también del resto de partidos y es increíble que antes de conocerlo el grupo de gobierno, se le presente primero a los vecinos. En el plan de rehabilitación de Jinámar participan también otras instituciones, que tampoco, según me han comentado, han estado presentes en esta exposición, con lo que la falta de lealtad y respeto también lo ha tenido con ellas".

Artiles, no obstante, ciñó este asunto a "una reunión en el seno del gobierno para que se explique".

La alcaldesa, Carmen Hernández, declaró anoche, al término del encuentro con los vecinos, celebrado en la asociación Ídolo de Jinámar, que "se ha tratado de una simple reunión de trabajo con los presidentes de las comunidades de los edificios que se van a rehabilitar para pedirles su autorización para las obras y para que conozcan los trámites que deben realizar con la empresa municipal Fomentas".

"Además de alcaldesa, soy concejala de Vivienda y presidenta de Fomentas, y este acto con los vecinos ha sido para comentarles que aparte de la rehabilitación de las 480 viviendas, se hará una mejora del entorno. Además, intentamos que los habitantes de estos bloques se impliquen con su reforma y luego ayuden a mantenerlos", argumentó Hernández.

Afirmó, al ser preguntada sobre la ausencia de sus socios en el pacto, que "no hay nada extraño en esta reunión, ya que no todo el gobierno asistimos a todos los actos de las concejalías, ya que incluso yo no he estado en algunos realizados por los otros partidos".

Compartir el artículo

stats