Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La batalla de El Cortijo

El empresario Jaime Suárez compite en las elecciones del club de campo de Jinámar contra Agustín Manrique de Lara, quien lleva 18 años al frente de las instalaciones deportivas

Panorámica del Club de Campo El Cortijo, ubicado en el barrio de Jinámar.

Panorámica del Club de Campo El Cortijo, ubicado en el barrio de Jinámar. ANDRÉS CRUZ

El consejo de administración de El Cortijo Club de Campo, ubicado en Jinámar, decidió anoche alargar la resaca electoral que experimenta el país tras el 26J con la celebración de una junta general que traía de cabeza desde hace días a su presidente, Agustín Manrique de Lara. Tras 18 años al frente de la entidad mercantil, el representante de la Confederación Canaria de Empresarios se enfrentó en la cita mercantil al candidato Jaime Suárez, quien propugna una alternativa a la gestión de Manrique.

A lo largo de sus 20 años de historia, El Cortijo ha vivido épocas de abundancia y temporadas de sequía. La crisis económica no le quita ojo a las cuentas del club desde hace unos años y, a pesar de que en el ejercicio anterior registraron un Ebitda positivo de 132.000 euros, en 2014 presentaron un balance negativo de 158.000 euros.

Las pérdidas económicas de hace dos años junto a la "falta de iniciativas para hacer más atractivas las cuotas sociales" del club, según defendió Suárez, han servido de caldo de cultivo para la creación en los últimos meses de una candidatura paralela a la gestión Manrique de Lara.

"El restaurante del Club lleva cerrado tres semanas. La finalización del contrato del concesionario ha provocado que en estos momentos no se genere actividad en las instalaciones", continuó Suárez.

"Además" en los últimos tiempos no se han "puesto en valor" las diferentes disciplinas deportivas del club "con torneos, por ejemplo" ni se ha fomentado "la entrada de visitantes o usuarios" al enclave aunque no sean socios, agregó el contrincante de Manrique.

Es por ello por lo que este empresario, socio del club también desde sus inicios, consideró que había llegado "el momento de intentar revertir la situación y apostar por un cambio" de gestión de la entidad.

Sin embargo, según denunció el nuevo candidato, la iniciativa no ha sentado bien entre las filas del consejo de administración de la mercantil ya que el club "no ha facilitado los medios necesarios" a Suárez para desarrollar una campaña de votos previa a la reunión de ayer.

El jueves de la semana pasada la directiva de la sociedad publicaba a través de un comunicado en su página web que acordaba "por unanimidad" suprimir "el primer punto del orden del día" (Cese y nombramiento, en su caso, de los miembros del consejo) al "carecer de contenido" alguno y al manifestar "todos los miembros actuales su voluntad de continuar en el mismo ejercicio". Tras el aplazamiento de la junta general a una segunda convocatoria, cuyos resultados aún se desconocían al cierre de la edición de este periódico, Manrique de Lara subrayó "la buena salud" de la que han gozado los presupuestos del club durante el período de 2003-2013, a excepción únicamente de 2014.

En la actualidad El Cortijo cuenta con una masa social de más de 1.200 familias, que se traducen en 3.549 socios.

Compartir el artículo

stats