Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los usuarios del centro de mayores logran que el Gobierno lo abra este mes

La directora general de Políticas Sociales encarga el martes las obras a una empresa y confía en que las acabe en una semana

Carmen Acosta habla con los usuarios después de la asamblea.

Carmen Acosta habla con los usuarios después de la asamblea.

El centro de mayores de Telde se abrirá antes de finalizar este mes, una vez se realicen las obras de reforma del sistema eléctrico y las relativas a las medidas contraincendios. Unos trabajos que la directora general de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Carmen Acosta, se comprometió ayer a encargar a una "empresa segura" el próximo martes y que confía pueda acabarlas en una semana.

Este compromiso lo anunció Acosta durante una tensa reunión con los usuarios del centro que se extendió durante más de dos horas, en las que éstos expresaron -en algunos momentos sensiblemente enfadados- sus quejas y malestar por el cierre durante más de tres meses de lo que para muchos es su segundo hogar y el espacio donde mantenerse activos. Un recinto que se cerró el pasado 3 de mayo para realizar obras de pintura y pequeñas reformas y que se esperaba abrir el día 9 de ese mismo mes. Sin embargo, el Ayuntamiento de Telde lo ha mantenido cerrado al alegar que se han encontrado importantes deficiencias de seguridad -advertidas en informes realizados en 2013 y 2014-, de gran envergadura y que correspondían al Gobierno de Canarias.

Carmen Acosta, acompañada por Diego Ojeda, concejal accidental de Servicios Sociales, y miembros de la junta directiva del centro, explicó a los usuarios, que abarrotaban el local e incluso hubo quienes se quedaron fuera, cómo se habían desarrollado los acontecimientos desde el cierre en mayo. "Les hemos explicado a los mayores que el Ayuntamiento decidió dejar cerrado el centro pese al estar terminadas las obras y que el Gobierno de Canarias aporta 67.000 euros anuales para que se destine a su mantenimiento, que no se ha hecho durante años".

La titular de Políticas Sociales, que aguantó el chaparrón de críticas, quejas, pero también de alguna sugerencia de los mayores, les comunicó que el próximo martes "me pondré en contacto con una empresa segura y responsable para en el menor tiempo posible sea pueda abrir el centro, aunque luego queden por hacer una serie de obras. Estas obras podrían durar una semana y nuestra intención es que los mayores vuelvan a disfrutar del centro, que para ellos es como su casa, antes de final de mes".

La alto cargo autonómica indicó también que el Gobierno se encargará de las obras, pero no concretó si también del abono o tendrá que aportar dinero la corporación local, encargada de su mantenimiento. Además, recordó que parte de la subvención de los 67.000 euros anuales ha sido devuelta por no usarla, asunto que considera debe coordinarse con Telde.

Una vez acabada la asamblea, varios usuarios del centro -que cuenta con 3.000 asociados- hablaron con Acosta para exponerle sus impresiones y confiando en que el compromiso dado en la asamblea se cumpla. La directora general reiteró su voluntad de resolver este problema a la mayor brevedad política y pidió que no se politizara. "Este es asunto de mayores que debemos resolver y no meter la política en él", declaró a final de la reunión con los mayores.

Pablo, uno de los mayores presentes en una asamblea tensa, donde hubo más de una palabra altisonante, consideró que "si actuáramos como en Tenerife, donde los usuarios de un centro donde está un amigo pusieron mesas en la calle para jugar a las cartas y al dominó y enseguida les arreglaron el problema". En su opinión, "hemos estado.

María Pérez, otra de las usuarias, criticó que "durante estos casi cuatro meses hemos estado en la calle dando vueltas, sin nada que hacer porque el centro estaba cerrado. Incluso, para usar el baño teníamos que pedir un cortado porque si no nos dejaban usarlo en los bares. Esto no es forma de tratarnos". Otros mayores, como María del Carmen López, preguntaba qué había pasado con el dinero de sus cotizaciones o Maria del Carmen Rodríguez, que confia en que se abra para volver a las actividades.

Compartir el artículo

stats