Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

"Soy el típico chico de Jinámar que ha aprovechado las oportunidades"

"Es importante que los jóvenes participen en política con ideas frescas, pero hay que darles esa posibilidad", indica Abraham Santana, nuevo concejal de NC en el Ayuntamiento de Telde

Abraham Santana. LP / DLP

Hasta hoy, ha sido asesor en el área de Juventud en Telde, pero pronto tomará el cargo de edil, ¿cuál es su formación?

Terminé hace dos años Ingeniería Técnica Industrial, con especialización en electrónica, en la ULPGC. Por ahí dicen que tardé diez años en acabar la carrera, pero lo cierto es que empecé Telecomunicaciones primero y, como no me gustó, a los tres años lo dejé. Luego estuve un año jugando al fútbol sala en la Península y cuando volví comencé Ingeniería. Además de estar como asesor en Juventud, he hecho tareas puntuales en otras áreas como en Alcaldía o Deportes.

¿Cuándo entra en política?

Hace unos seis años. Siempre me he interesado por la política, porque me gusta, y fue el tema del polideportivo Juan Carlos Hernández lo que me dio el empujón. Jugué a fútbol sala unos 12 años en el pabellón y cuando llevaba unos siete años cerrado, me volví activo en política yendo a manifestaciones, acudiendo a la prensa y demás, reivindicando su apertura. A raíz de eso coincidí con el que fue director de mi colegio, Pedro Galván, y me animó a participar en Nueva Canarias y así, poco a poco, fui metiendo la patita.

Es nacido y criado en el seno de una familia humilde en Jinámar.

Sí, vengo de una familia típica y normal. He sido un estudiante común con becas y gracias a que fui deportista de élite tuve la oportunidad de viajar por toda España, de ahí que me guste tanto viajar. Me considero el típico chico del Valle de Jinámar que ha ido aprovechando las oportunidades que nos han dado por aquí, y me siento muy orgulloso de ser de donde soy.

A raíz de la situación del pabellón de su barrio tuvo ganas de mover ficha desde otra posición en la sociedad.

Sí, porque me di cuenta de que siempre nos quejamos de que las cosas se pueden cambiar pero que si queremos modificar la realidad que nos rodea hay que participar de manera activa. No sólo en un ayuntamiento, sino reivindicando en un partido político o en manifestaciones, entre otros. Por ello me volví más activo, cambié el chip, una cosa llevó a la otra, y hasta aquí.

Ahora, a esperas de ser nombrado concejal.

Así es. La actuación de Natalia Santana tenía circunstancias especiales desde hace meses y ya me habían dicho que igual acabaría dando un paso adelante como concejal, aspecto que me confirmaron la semana pasada. De esta manera, me dijeron que tenía que prepararme porque iba a tener una responsabilidad pública, y en eso estoy.

¿Cómo se prepara uno para asumir un cargo de este tipo por primera vez?

En primer lugar, me da pena que Natalia no siga de manera tan activa, pero sabiendo que tengo que dar este paso y la responsabilidad que supone, me alegra el poder actuar todavía más. Aún así, hasta que no sepa las áreas que me asignarán, no puedo mover ficha del todo, aunque mi trabajo consistirá, en un principio, en conocerlas, ver las infraestructuras que tienen, el personal y marcar unos objetivos mediante un plan, siendo siempre realista e intentando mejorar la situación de cada una.

¿Cuáles son los principales cambios que quiere ejecutar?

Hay que ver cómo está cada área, porque cada una tiene circunstancias diferentes. En Juventud, por ejemplo, como ya he trabajando en ella, será más sencillo. Así, actualmente estamos estructurando la Casa de la Juventud y desde hace un año he establecido contacto con los institutos de Telde para ver qué les interesa y dar difusión de las actividades que se hacen desde la Concejalía, porque me he dado cuenta de que se realizan cosas pero que la gente no se entera. Hay varios proyectos que igual ahora salen a la luz, como el carné joven municipal y el portal joven, entre otras cosas. Creo que hay que estructurar las áreas para dar un mejor servicio y que la gente participe más.

Juventud y Protección Animal son firmes candidatas para que queden lideradas por usted, ¿serán las únicas?

Juventud la tendré seguro, porque llevo 11 meses desarrollando actividades en ella, y Protección animal también. Además, creo que tendré al menos una más, por la carga de áreas de los demás compañeros, pero decir algo más sobre esto es suponer demasiado.

¿Cree que la participación de gente joven en política, con ideas renovadas, es necesaria?

Claro, en cualquier actividad es importante que haya una renovación cada cierto tiempo, y es muy importante que los jóvenes participen en política porque traen frescura, ideas nuevas, inquietudes y muchas ganas de hacer las cosas bien. Yo no tenía experiencia en administración municipal y la gente me dice que se nota que vengo nuevo porque lo pregunto todo y doy ideas nuevas. Al final, esto es lo que conlleva que venga gente joven con nueva mentalidad, ideas diferentes y experiencias distintas.

¿Hay bastante representación de este colectivo en este ámbito?

En NC, desde hace un año, tenemos un buen grupo de jóvenes que nos reunimos, contamos las historias que suceden, a los que además les comento la actividad que tenemos en Juventud y donde compartimos información del Ayuntamiento. Este colectivo de mi partido en Telde es importante y a nivel insular hicimos una reunión hace un mes y hay mucha disposición y ganas por parte de los jóvenes, lo que hay que darles la oportunidad.

¿Qué expectativas tiene con su nuevo cargo?

Mejorar en todo lo que pueda la situación y que la gente de Telde vea la mejora de las cosas. Además, que todos vayamos en la misma dirección para mejorar la vida de todos los teldenses.

¿Por qué eligió NC?

Tuve una época de dudas, pero conocí este grupo con Carmen Hernández cuando aún no era candidata a alcaldesa. Sabía que ella sería la cabeza y cuando la conocí, con su grupo de trabajo, me encantó, no sé si por la cercanía que tiene por haber sido profesora o por qué, pero me atrajo lo realista que fue, dejándonos claro desde un principio que la situación era complicada pero que habían proyectos serios que mejorarían las cosas poco a poco. Aún así, el principal motivo es la filosofía del partido de izquierda nacionalista y las ganas de mejorar.

Compartir el artículo

stats