Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un canal a nado para pruebas de élite venido a menos

De las 18 boyas iniciales restan nueve

Dos usuarios nada en el canal de aguas abiertas del municipio de Telde. SANTI BLANCO

En la costa del municipio de Telde, entre Taliarte, Melenara y Salinetas, se encuentra el primer canal a nado de Canarias y el segundo de España. Un espacio que se habilitó para que deportistas y aficionados practicaran natación en aguas abiertas durante todo el año aprovechando que las condiciones que ofrece la Isla son las ideales.

En mayo de 2014 se inauguró el canal con deportistas de la talla de Enhamed Enhamed, David Romera, Carmelo Ruiz o Verónica Navarro, ellos fueron los privilegiados que marcaron el inicio de esta experiencia innovadora dentro de Telde. Su ubicación está a 100 metros de la costa y a 50 metros de la zona de navegación lo que lo convierte en un lugar seguro en el que poder nadar en aguas abiertas. Además, está balizado con 18 boyas cilíndricas en color amarillo que guía a los nadadores.

Desde su inauguración se convirtió en un lugar de entrenamiento para varios equipos de natación de la Isla y alberga pruebas como la Travesía Nocturna Melenara Telde, que tiene una gran aceptación entre los vecinos.

Con el paso de los años el acondicionamiento del canal ha ido disminuyendo, es así como a día de hoy de las 18 boyas que se establecieron en su comienzo tan solo restan nueve. "Las boyas son fundamentales, sería ideal que estuvieran más cercanas entre ellas", apunta un vecino de Las Palmas de Gran Canaria que acude desde hace dos meses a entrenar cada día. "Falta la primera boya y es fundamental, para que puedas coger el rumbo", añade Daniel Ortega. Además, al estar tan distanciadas "pierdes la referencia cuando estás nadando", apunta.

En el plan inicial del canal a nado se establecía que además de las 18 boyas se situarían unos puntos de apoyo entre las boyas grandes que marcan el rumbo. Unas boyas de descanso que son de ayuda para los nadadores y que pueden ayudar a salvar vidas. Hecho comprobado después de que a un nadador le diera un ictus mientras entrenaba y al agarrarse a una de las boyas pudo salvar su vida y evitar la tragedia.

Pequeños detalles que pueden marcar las diferencias en el canal a nado para convertirlo en una referencia deportiva a nivel europeo. Puesto que los nadadores de países nórdicos podrían entrenarse en un lugar cuyas condiciones son similares a las que encontrarían en el lugar de competición.

"Sería un lugar de entrenamiento ideal para la selección española. Son unas aguas tranquilas que tienen la temperatura idónea y en una zona tranquila, eso es lo que necesita cualquier deportista para prepararse para un campeonato", explica el nadador David Romera. Su trayectoria y experiencia es tan larga como el canal, y afirma con rotundidad, "no he nadado en ningún lugar como lo he hecho aquí". En su defensa de la instalaciones va un paso más allá. "En Canarias no explotamos como deberíamos lo que tenemos. Aquí tenemos ya la instalación y además, se cuenta con una residencia de 14 habitaciones que serviría para hospedar a los deportistas", explica. Sería un impulso económico para la zona y por ende, para el municipio, sobre todo para los negocios de alrededor.

"La instalación ha tenido mucha aceptación, si se impulsara un poco más podría ser una referencia", explica Carmelo, un vecino de la zona de toda la vida. "Falta que se dinamice la zona para lanzarlo y promocionarlo a nivel nacional e internacional. Es un referente al que no se le está dando el empuje necesario por parte de las administraciones", apunta David Romera. Una oportunidad para crear sinergías con el entorno y remar en la misma dirección. Una relación que daría frutos y beneficios para todos. "Los deportistas vendrían y generarían negocio en la zona, puesto que alrededor de ellos están las familias que los acompañan y consumen en los negocios de restauración de la zona, por ejemplo", explica Romera.

Algo más que las boyas

Las quejas de los usuarios no radican tan solo en las boyas. Denuncian la falta de limpieza del solarium que se encuentra al principio del canal. Ese es el lugar que escogen las familias y los equipos de natación para dejar sus cosas mientras entrenan.

A esto se suma que los pescadores de caña empiezan a ganarle terreno a los nadadores. "Las zonas estaban delimitadas. Los pescadores se solían poner en la zona del muelle, pero últimamente se están poniendo en la punta de las piedras que está al comienzo", explica Carmelo. Lo que está generando algunos conflictos entre pescadores y nadadores.

"Tenemos que tener cuidado porque algunas veces nos damos con los plomos que usan para pescar", señala Rocío Cifuentes, otra de las usuarias habituales del canal. Un peligro para los usuarios que están expuestos a los anzuelos de los pescadores. Y con las embarcaciones de recreo están teniendo también problemas, apunta Rocío Cifuentes. "Hay ocasiones en las que amarran la embarcación a la boya y es un peligro para los que estamos nadando. Todo es cuestión de respeto y debería ser mutuo". Para solventar este problema desde el Ayuntamiento habían realizado un proyecto en el que se situarían otras boyas de diferente color en las que podían fondear las embarcaciones de recreo sin molestar a los nadadores.

El canal a nado es un diamante en bruto que hay pulir y dar a conocer. "Se tiene que llamar a las federaciones y ofrecer el canal, pues el boca a boca es la mejor forma de dar a conocer la instalación para que más gente pueda hacer uso de ella. Además, cuenta con capacidad para albergar a bastantes nadadores sin problema alguno y todo esto generaría un gran negocio en la zona" reivindica David Romera.

Una denuncia sobre la que el Partido Popular está trabajando con el objetivo de presentar una moción en el próximo pleno ordinario del ayuntamiento. Consideran que el municipio disfruta de una instalación innovadora y única a la que no le están sacando rentabilidad adecuada.

Compartir el artículo

stats