Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad El funcionamiento del servicio de ambulancias en Telde después del incendio de ocho unidades

Un día muy largo en los hospitales

La reorganización del servicio de traslado de pacientes a los centros sanitarios sufrirá retrasos que afectarán a la salida de los pacientes después de sus consultas

Arden ocho ambulancias en Telde

Arden ocho ambulancias en Telde

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Arden ocho ambulancias en Telde Pedro Hernández

Hoy será un día especialmente largo para los usuarios del servicio de traslado de pacientes a los hospitales y no será por la espera en las consultas o en los tratamientos que reciban. Será una jornada para exhibir la mayor de las paciencias de los enfermos mientras esperan sentados a que se les transporte de nuevo a sus domicilios.

Este es el panorama al que se enfrentan, según los cálculos de Aeromédica Canaria, concesionaria del Servicio de Urgencias Canario (SUC), las 200 personas que deben acudir a consulta médica o a sesiones de radioterapia, quimioterapia, diálisis o rehabilitación. La destrucción por un incendio presuntamente intencionado de ocho de las 10 ambulancias de transporte sanitario no urgente en la madrugada del pasado sábado, ha obligado a la reorganización del servicio.

Esto supondrá, según explicó Octavio Santana, gerente de la compañía, un retraso importante en la recogida de los usuarios a la salida de los hospitales, "aunque se priorizará el servicio para evitar las menores molestias posibles, pero este incidente nos ha supuesto un grave problema, que durante la semana intentaremos resolver cuanto antes". Así, Santana apuntó que Aeromédica Canaria deberá usar ambulancias de otras zonas de la Isla para cumplir este servicio en la zona de Telde, Valsequillo e Ingenio, pero que a su vez generará retrasos en los lugares de donde se eche mano de las unidades.

Las ambulancias partirán desde la sede de Telde hacia los domicilios de los usuarios en las dos unidades que no fueron calcinadas y las que se habiliten para cumplir el servicio de traslado. Son vehículos en los que caben siete pacientes más el conductor, que deberán realizar varios recorridos para llevar a estos centros sanitarios a las personas que tengan consulta o se les practique algún tratamiento.

Un usuario señalaba ayer que lo habitual es que los recojan en sus domicilios, lo que supone realizar un viaje a distintos puntos de Telde o de los municipios limítrofes hasta llegar a los hospitales. Luego en ellos hay que esperar a que todos los pasajeros estén disponibles para volver a llevarlos a sus casas. Un panorama que hoy será aún más complejo y cansino por la reorganización de emergencia para que "este problema no repercuta en nuestra base en Telde", indicó el gerente de la empresa concesionaria.

Otro usuario de este servicio, quien reconoce que gracias a la operatividad de las ambulancias en Telde, en este caso las medicalizadas, salvó la vida después de sufrir un infarto, al tiempo que tachó de lamentable que alguien incendie unos vehículos que son vitales para los pacientes habituales. O a los que puedan serlo, como fue su caso por el infarto sufrido.

Apuntó este usuario que las autoridades municipales deberían tomar cartas en este asunto y en colaboración con la empresa, permitir el estacionamiento de las ambulancias en la estación de guaguas y no en una calle oculta y oscura que solo es usada para acceder a la circunvalación. Así, añade, se evitarían nuevos atentados.

El Sindicato Independiente de Trabajadores de Canarias (Sitca) propuso ayer reflexionar sobre la práctica de estacionar ambulancias del Servicio Canario de Salud en la vía pública cuando no están operativas, como se hacía con las ocho incendiadas en Telde, por razones de seguridad.

En un comunicado donde expresa su condena por el "acto vandálico y reprobable" de la quema de esos vehículos y reclama investigar los hechos para que "caiga todo el peso de la Ley sobre el o los autores del mismo", la organización laboral subraya que sucesos como ese pueden suponer un riesgo para los empleados de dicho servicio. En especial por "la falta de seguridad" del emplazamiento fijado para estacionar las ambulancias, de la que responsabiliza, en parte, al Ayuntamiento de Telde.

Además, pide que este hecho no repercuta en las negociaciones ni en la estabilidad de la plantilla.

Compartir el artículo

stats