Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El SUC asegura el servicio de ambulancias

El Gobierno garantiza que el incendio de ocho vehículos de transporte sanitario no afectó a los pacientes

23

Arden ocho ambulancias en Telde

El servicio ambulancias de transporte sanitario no urgente del municipio de Telde experimentó ayer una jornada de lo más corriente puesto que "todo salió como se esperaba", según confirmaron algunos de los técnicos encargados del transporte ambulatorio. Tras el impactante suceso acontecido hace sólo unos pocos días, la quema de ocho ambulancias del Servicio Urgente Canario (SUC), los encargados del servicio de transporte para rehabilitación y diálisis, entre otras cosas, predecían que el comienzo de la semana acarrearía problemas e incidentes como "un retraso importante en la recogida de los usuarios a la salida de los hospitales", preveía el gerente de Aeromédica Canaria, concesionario de los vehículos, Octavio Santana. Sin embargo, el pronóstico del día de ayer asegura que el funcionamiento del transporte siguió su curso natural y no se registraron incidencias sustanciales sobre el tema.

"No ocurrió nada de mayor importancia, lo que para el caso tan grave que hemos vivido es un alivio y algo de lo que estar orgulloso", afirman fuentes del Servicio de Urgencia Canario, añadiendo que realmente podría haber tenido unos malos resultados. Sin embargo, el servicio se reorganizó de forma correcta y los 200 pacientes que debían ser atendidos por dichas ambulancias pudieron ser atendidos con total normalidad, siendo recogidos desde sus domicilios a la hora debida y desde su centro hospitalario de la misma forma. "Esa era nuestra máxima prioridad, que ningún paciente se viese afectado", aseguraron desde el SUC. De todas formas reiteran que el buen servicio que se produjo ayer no quita que deban estar atentos y seguir esforzándose por mejorar la eficacia del transporte y por solucionar el problema.

El destino de las ambulancias del municipio, que recogía pacientes de Valsequillo, Ingenio y Telde, es diverso. Entre ellos se encuentra el Hospital Insular, donde los técnicos en transporte y emergencias sanitarias pudieron completar su trayectoria sin mayores problemas. "No han habido grandes cambios, sí que algunos compañero han tenido que apretar un poco su ruta, pero no de forma que haya tenido que variar mucho la rutina." En la Clínica Hemodiálisis, que se encarga de ejecutar diálisis a las personas que lo necesitan, tampoco se apreció ningún cambio circunstancial. "Me parece horroroso lo que ha sucedido, y de ser malas personas", afirmó Carmelo Suárez, uno de los pacientes, procedente de San Antonio, que habitúan al servicio de transporte por ambulancia. "Yo no he notado ningún cambio, aunque pensaba que sí nos iría a afectar y me preocupaba", confesó. "La ambulancia me recogió con la puntualidad de siempre, aunque es verdad que esta vez era un vehículo de Las Palmas."

A pesar de ello, en el centro aseguran que existe un problema que, aunque no deriva de la quema, sí tiene relación. "El servicio de las ambulancias nunca ha sido bueno, recogen muy temprano a los pacientes y luego les dejan esperando hasta muy tarde, no hay organización, faltan más ambulancias."

Aún se esperan noticias sobre el por qué y cómo se provocó el incendio, aunque desde la Policía Nacional se sienten casi seguros de que fue provocado y la corriente general señala que podría tratarse de un incendio provocado a modo de queja por parte de los sindicatos que esperan la renovación del convenio colectivo, que lleva 2 o 3 años parado, y por tanto, los suelos congelados desde el 2013. "Estamos haciendo una tarea multidisciplinar, puesto que colaboran con nosotros la policía científica y la judicial y además hay varias unidades de cada una enfrascadas en este caso", aseveran desde la Policía Nacional, que llevan la investigación sobre el terreno. "Nos encontramos con una investigación activa desde el instante en que acontecieron los hechos, y profundizamos lo máximo en el tema para llegar a dar con una respuesta."

Todos los cuerpos policiales trabajaron mano a mano durante el fin de semana, y continúan recogiendo muestras que llevarán a laboratorio para dictaminar las causas y el foco principal del fuego. Si fue intencionado o no, a pesar de las habladurías, sigue siendo un misterio. La huelga, de la que ya hay un preaviso, está próxima. "Seguramente en uno o dos días pase algo gordo", recalcaron fuentes sindicales. De hecho, "en 2005 hubo huelga y también quema de ambulancias, lo mismo que en 2007, en momentos de negociación del convenio colectivo", aseveró hace unos días Octavio Santana.

Está claro que el incendio provoca opiniones, debates y teorías. Entre ellas varios usuarios han meditado sobre el tema del estacionamiento de las ambulancias, puestas que las afectadas se encontraban aparcadas en los exteriores de la estación de guaguas de Telde, alejadas de los cuatro o cinco técnicos de transporte de urgencias que se encontraban dentro del recinto durante el horario en el que se produjeron los hechos.

Por su parte, el Sindicato Independiente de Trabajadores de Canarias (Sitca) propone a los responsables reflexionar sobre la práctica de estacionar ambulancias del Servicio Canario de Salud en la vía pública cuando no están operativas, como se hacía con las ocho incendiadas en Telde. Por razones de seguridad queda a la espera el conocimiento de si se tiene previsto estacionar los vehículos en un espacio privado y cerrado. La organización laboral subraya que sucesos como este pueden suponer un riesgo para los empleados de dicho servicio. En especial por "la falta de seguridad" del emplazamiento fijado para estacionar las ambulancias, de la que responsabiliza, en parte, al Ayuntamiento de Telde.

Finalmente, el SUC espera que la semana transcurra con el buen funcionamiento del transporte.

Compartir el artículo

stats