Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jóvenes y mayores unidos por el baile

La Coordinadora de Recursos Jinámar-Marzagán organiza un encuentro para reivindicar la salud

Jóvenes y mayores bailan en Jinámar

Mens sana in corpore sano, o lo que en cristiano se conoce como cuerpo sano, mente sana. El popular dicho proviene del latín, pero dice la verdad como un templo griego, y es que el deporte despeja las mentes más desbaratadas, libera estrés y permite adquirir una visión más positiva de la vida y de los problemas que esta acarrea.

Además, claro está, que une. Por ello, esta es la línea que los miembros de la Coordinadora de Recursos Jinámar-Marzagán han querido mantener para el inicio de las actividades que han preparado para el nuevo año.

Y la primera de esta seria de actividades, enmarcada en la programación de conmemoración por el 15 aniversario de la coordinadora, se realizó ayer en el recién inaugurado polideportivo Juan Carlos Hernández.

Al ritmo de la música latina, de los tambores de la danza africana, y de la respiración lenta y pausada que trae la meditación, los más pequeños y mayores de los barrios de Jinámar y Marzagán se unieron para aunar en la importancia de la salud, tema principal que está llevando la coordinadora en los meses de marzo y abril (según su marco de acción Faita-Faita).

En total, unas 200 personas de todas las edades acudieron a este encuentro con el chandal puesto y la motivación a la espalda para aguantar dos horas de puro fitness en donde se sudó la gota gorda, pero donde la diversión no cesó. Primero unas clases de zumba, después unas lecciones de baile africano para acercar la cultura extranjera al barrio y finalmente una sesión de meditación para canalizar todo el esfuerzo y el éxtasis producido en los talleres anteriores.

Fueron seis los grupos que asistieron a esta gimnástica actividad, los cuales provenían del centro de mayores de Marzagán, el equipo de actividad física del Ayuntamiento de Telde y cuatro centros escolares con alumnos de edades variadas (los colegios Omayra Sánchez y Néstor Álamo, de Las Palmas de Gran Canaria, y el colegio Hilda Zudán y el instituto Lila de Jinámar, por la parte de Telde), y a su vez, los familiares de estas personas los miraban entretenidos desde las gradas del pabellón, que se llenó con la presencia de estos jóvenes y mayores del barrio.

La Coordinadora tiene planeado continuar con la celebración de su aniversario con otras actividades a realizar cada dos meses y con diferentes temáticas que buscan, en última instancia, una mayor unión de estos barrios. Algunas de ellas tocan los temas del embellecimiento del entorno, las relaciones humanas o el voluntariado.

Compartir el artículo

stats