Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área polivalente se acondiciona para acoger a los comerciantes del Mercado

Las primeras obras de fontanería consisten en la instalación de un entramado de tuberías para garantizar el suministro de agua durante la ocupación del espacio

Marta Hernández y Eloy Santana con las representantes del Mercado Municipal.

Marta Hernández y Eloy Santana con las representantes del Mercado Municipal. LP / DLP

El área polivalente del Narea ya abre, literalmente, su superficie para dar paso a entramado de las tuberías que harán posible la instalación de la red de agua, una operación imprescindible que posibilitará el traslado de los puestos del Mercado Municipal y que cubrirá las necesidades básicas de los trabajadores en el momento en que comiencen las ambiciosas reformas de dicho edificio.

Ya hace una semana que comenzaron estos trabajos de pico y pala en el suelo que se inauguró como zona de fiestas no hace mucho tiempo, y que se estrenó a lo grande con la celebración de los carnavales teldenses (aunque alguna que otra actuación musical ya hubiera habido).

Hoy, la actuación que se realiza en el área polivalente no tiene nada que ver con la música, el humor o el mundo del espectáculo. Se levanta polvo y piedra en base a una necesidad: implantar la red de aguas grises, una instalación que supondrá que los conductos de agua se abran a la red de saneamiento que conectará los grifos y los utensilios y máquinas necesarios para los trabajadores del mercado municipal y, en definitiva, necesaria para la conservación de sus productos alimenticios.

El presupuesto total para esta obra, que probablemente finalice la próxima semana según ha comentado el concejal del área de Vías y Obras del Ayuntamiento de Telde, Eloy Santana, ha supuesto 18.226,02 euros de las arcas públicas y el trabajo de campo se está gestionando mediante la empresa Construcciones y Reformas Sardi.

Es una buena noticia, pues supone que las reformas en el mercado comenzarán pronto, pero todavía queda cubrir una de las necesidades más importantes para la adecuación del espacio del Narea al ejercicio de los vendedores de carne y pescado (entre otros productos de primer orden) del mercado municipal de Telde, y se trata de las obras de electrificación.

Cuando se haga la luz se hará gran parte del trabajo de acondicionamiento de la zona y la necesaria y esperada reforma del mercado comenzará a elaborarse por el bien de sus trabajadores y del municipio.

El nuevo mercado

Tres plantas, cuatro áreas de degustación de productos y ocio, y un espacio habilitado para exposiciones y actuaciones son sólo algunos de los datos planteados en la memoria del proyecto del nuevo mercado, que comenzará a reformarse una vez los trabajadores de los puestos actuales puedan trasladarse y continuar con su trabajo en el área polivalente de narea.

Con un montante de 1,2 millones de euros, que será financiado mediante el Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan), se plantea la creación de 66 puestos de venta repartidos en las dos plantas superiores, que supondrán más de 2.300 metros de espacio junto a los 1400 metros que ocupará el semisótano. Un espacio lo suficientemente grande como para albergar todo tipo de instalaciones y significar la mejora considerable del interior del edificio.

Y esta es precisamente la premisa que se defiende: el aprovechamiento del volumen interior disponible para garantizar un ambiente de espacialidad diáfana, que estará compuesta de dobles alturas y visiones cruzadas.

Compartir el artículo

stats