Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Naturaleza muerta en Lomo Pollo

Después de pasar el campo de tiro y su restaurante, existen más al fondo unas cabañas y locales sin usar y que se deterioran

Palmeras secas, material y restos de hojas tirados en el solar reflejan el mal estado de este espacio. LA PROVINCIA/DLP

El silencio es lo que abunda en Lomo Pollo una vez se atraviesa la puerta de entrada y nos vamos alejando de las instalaciones deportivas y de restauración. Cualquiera diría que se ha sumergido en un mundo perdido, sí perdido, pero de la mano de Dios...o del Ayuntamiento de Telde. A los sonidos de las armas de fuego o el de los platos que se sirven en las mesas del restaurante del Club de Tiro se antepone la quietud de otras dependencias de titularidad municipal que no reciben el mismo trato que las más conocidas.

Un mundo paralelo, la cara oculta de un lugar situado en un espacio privilegiado para observar la naturaleza agreste del barranco que se encuentra a sus pies o la vista a lontananza de la costa, de la autovía GC-1, el Aeropuerto o los polígonos industriales. Pero también se puede pasear por entre una suerte de avenida compuesta de dragos que mantienen el tipo pese a que cuidarlos, no los cuidan. Es una especie fuerte, acostumbrada a aguantar decenios y decenios.

La misma suerte no tienen las palmeras plantadas y que se mantienen, las que han podido, más que de capa, de copa caída. Secas, con restos del verdor que debieron poseer y que ahora ni se vislumbra en sus troncos y palmas, pero pese a ser una especie protegida, ni agua, ni poda ni nada se ha hecho por ellas salvo abandonarlas, parece, que a su destino fatal.

Y no se entiende que haya semejante actitud por parte del grupo de gobierno municipal. Lo dice Sebastián Henríquez, presidente del partido político Roque de Gando, quien supo de esta situación por comentarios y se ha acercado para comprobar si las voces de alarma y las quejas eran tan apremiantes.

Dilapidar un valor municipal

Henríquez expresa su indignación, como ocurre con quienes han ido a ver este paraje y lo comparan con la parte noble de Lomo Pollo, donde es otro mundo.

"Es increíble que el Ayutamiento de Telde deje perder como lo está haciendo una valor público como este, con una situación inmejorable para los amantes del senderismo, de la naturaleza y que desean encontrar un lugar tranquilo y a su vez cerca de casi todo por la cercanía a pocos kilómetros de la autovía GC-1". Lo comenta mientras observa cómo las 11 cabañas de madera, sin contar la casa del guarda o las sedes de varios clubes deportivos -cerradas y con unas puertas que han ido perdiendo su color- están abiertas, la mayoría sin colchones para las cuatro camas en sendas literas, objetos rotos y una sensación de pesar por las oportunidades que se pierden.

"Es una zona que cuenta con infraestructuras adecuadas para convertirla en referente del senderismo o de turismo rural. Tiene un restaurante cerrado, locales sin usar o con un uso muy esporádico, sin control y un campo de entrenamiento y de competición de trial, pero nada de esto se aprovecha".

El líder de Roque de Gando cree que con una buena gestión se pueden explotar "todos los recursos que presenta, aunque visto como está en la actualidad, primero habrá que hacer un duro trabajo para ponerlo en condiciones. Y no se trata solo de acampadas, deportes o rutas, también se podría crear un Aula de la Naturaleza, ya que en su momento hubo animales aquí y podría revitalizarse este lugar".

La desidia, la actitud frecuente

Unas propuestas que cree terminarán en saco roto, "como otras muchas cosas que la ciudadanía critica, pero se encuentra con la desidia de la alcaldesa y de su grupo de gobierno, su actitud de siempre".

Sebastián Henríquez, no obstante, cree de justicia que no se compare la situación de estos 26.000 metros cuadrados de naturaleza muerta o agonizante, como mínimo, con lo que ocurre a la entrada del complejo deportivo.

En este , alega, se está gestionando las competiciones deportivas, los entrenamientos y una oferta consolidada de restauración, pero es lamentable que "se esté dejando en el olvido más vergonzante la faceta medioambiental de LomoPollo por la falta de interés de la corporación municipal y nos preguntamos si se hará algo".

Compartir el artículo

stats