Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Películas bajo el océano Atlántico

Elodie Turpin, vecina de Taliarte y cineasta, ha ganado la Barandilla de Oro en el Festival de cine submarino de San Sebastián por su documental sobre el tiburón angelote

6

Películas bajo el océano Atlántico

Hay joyas escondidas en todos los rincones del mundo. Bajo el océano dicen que aún quedan un gran porcentaje de especies por descubrir, animales que se esconden en las profundidades y que dejan un halo de misterio en el imaginario de la superficie terrestre. ¿Qué habrá ahí abajo?

Luego hay algunos de estos seres (los que no están a tantos metros de profundidad) que prefieren jugar al escondite y aparecer y desaparecer a partes iguales, enterrándose entre la arena o filtrándose entre las rocas marinas para buscar la paz a través del silencio y la oscuridad. Quizá Elodie Turpin es una de esas joyas escondidas entre las profundidades del océano, pues a pesar de haber ganado multitud de premios en certámenes nacionales e internacionales de cine submarino, no es muy conocida como cineasta.

Galardones

"Me he promocionado poco", admite algo vergonzosa, pues no le gusta fardar de sus logros. Todas sus películas han sido grabadas en mayor parte en escenarios oceánicos de Canarias. " Cuentos de arena fue grabada en Gran Canaria y Lanzarote", explica la cineasta sobre uno de sus películas, galardona 34 veces. Es de origen canadiense, aunque reside en el municipio de Telde desde hace más de diez años (lugar al que se mudó junto a su marido, Francisco Otero Ferrer, que tuvo la oportunidad de realizar una tesis sobre los caballitos de mar) y se dedica actualmente a la enseñanza en el Liceo Francés Internacional de Gran Canaria.

"Me surgió la oportunidad de trabajar como profesora y lo acepté, pero estudié cine y biología y durante toda mi carrera siempre me he tratado de enfocar en estas vertientes", declara, pues no considera como un hobby su dedicación al documental, a pesar de que no pueda dedicarse en su totalidad a este. Su última película (la quinta en su carrera fílmica en realizar una gira por diferentes lugares del mundo) se ha llevado la Barandilla de Oro del Festival de cine submarino de San Sebastián, que se celebrará el 15, 16 y 17 de noviembre. "Estoy emocionadísima, cuando me enteré no pude parar de saltar de la alegría", recuerda emocionada la cineasta, que se dedica a grabar, editar, guionizar y locutar sus propios films, entre otras tareas. Y, a pesar de no ser el único premio que ha recibido, ni esta película ni en sus anteriores (ya que todas han sido premiadas), continúa emocionada. Turpin ama el mar por encima de muchas cosas, al igual que la vida que en este habita. "Siempre me he sentido atraída por él a pesar de que yo soy de Montreal, una isla en medio de agua dulce", explica extrañada, pero probablemente sea la curiosidad a lo desconocido lo que le ha acercado al gran azul que otros tanto temen tanto. Su tesis universitaria se basó en el comportamiento de los tiburones, y esa es una de las razones por las cuales decidió estudiar al angelote, tiburón único en el Archipiélago tras su extinción en el resto de Europa. El secreto del ángel es un recorrido a través de las costumbres de este curioso animal, que se encuentra en estado crítico de extinción. "He estado cuatro años grabando este documental, ha sido difícil", admite la directora, aunque orgullosa de su obra final, que añade que ha podido realizar gracias a sus conocimientos de comportamiento animal. "Sé cómo se mueven, cómo reaccionan si les estoy molestando y donde pueden encontrarse según la temporada", explica la experta bióloga.

Este film fue estrenado en España a través del museo Elder en Las Palmas de Gran Canaria. "Fue bastante gente, y me sorprendió que los asistentes estuvieron muy interesados por el documental y sobre su contenido", cuenta emocionada. Y de hecho, aunque todavía se están llevando a cabo las negociaciones, probablemente se exponga más veces durante el año en este museo. "Creo que este film debe disfrutarlo Canarias en concreto, ya que es un animal específico de aquí", admite.

Asimismo, Turpin destaca la importancia del cuidado del océano y del respeto por las criaturas que en él conviven. "Cuando llegué aquí me di cuenta que hay una variedad riquísima, que mezcla especies tropicales con animales atlánticos; es algo que hay que valorar y hace falta concienciar a la sociedad", explica Turpin, pues una de sus principales objetivos a la hora de realizar sus documentales es acercar la divulgación científica a la sociedad y crear más conciencia colectiva sobre las maravillas de este mundo.

Compartir el artículo

stats