Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mercado tendrá puestos más anchos en la planta baja y zona de ocio arriba

El proyecto de rehabilitación del recinto detecta fallos importantes en su interior

El Mercado tendrá puestos más anchos en la planta baja y zona de ocio arriba

El Mercado tendrá puestos más anchos en la planta baja y zona de ocio arriba INFOGRAFÍAS DEL PROYECTO DEL MERCADO

El Ayuntamiento de Telde tiene en sus manos desde ayer las competencias para la licitación y adjudicación de las obras de rehabilitación y reforma del Mercado municipal, que cuenta con una inversión de 1,2 millones de euros y un plazo de ejecución de nueve meses. Una mejor accesibilidad al edificio, más seguridad, puestos de venta más amplio y la creación de espacios de ocio y de degustación son las bases del proyecto del arquitecto Ibo M. Santana Jiménez.

El técnico expone que el Mercado de Abastos cuenta con un gran arraigo en el municipio "y ha tenido intervenciones en su conservación exterior, no obstante, nunca se ha abordado el estudio formal de una modernización interior, que garantice no solo la conservación del edificio, sino también el aprovechamiento máximo de su espacio, su promoción y desarrollo. Instalaciones eléctricas, fontanería, saneamiento, contraincendios y calidad del aire son las prioridades.

En el estudio sobre la rehabilitación y mejora del edificio, plantea que además de las obras en el interior para devolver al edificio su estado de conservación original, se pretende la mejora de su aspecto con la eliminación de sus problemas de accesibilidad, de desorden y de escaso aprovechamiento del espacio disponible para los puestos, que muestra "una imagen desfasada, confusa y obsoleta en el interior del recinto".

Para la primera planta se contempla la rehabilitación exterior de los puestos de venta para una mejora estética del mercado, con la instalación de un frente y peto moderno para ofrecer una imagen organizada y armónica; se sustituirán los aseos públicos actuales por otros nuevos adaptados y en mayor cantidad porque son ahora insuficientes, además de reorganizar el área de oficinas con una imagen renovada en sintonía con el resto de la intervención, sin olvidar la ampliación de los locales, con una extensión en sus extremos con otros puestos para evitar los espacios sin uso o de tránsito obsoleto.

En la segunda planta, la de mayores novedades en el proyecto, se construirán puestos de venta y degustación con terrazas vinculadas y cerramientos transparentes "que añadan un carácter de ocio y esparcimiento en su concepción moderna". Se aprovecha para ello su espacio central, donde en la actualidad solo se ve el techado de los puestos y que con la construcción de plataformas se gana esa nueva oferta gastronómica y de ocio.

Para acceder a esta planta, se sustituirán los ascensores, los montacargas -ambos con capacidad de 26 usuarios cada uno- y las escaleras mecánicas por otros más modernos y adaptados, que redundará en la seguridad de los usuarios y en la comodidad del traslado de una planta a otra. Además, los solados, revestimientos y barandillas también tendrán que ser renovados por razones estéticas, seguridad y evitar las goteras.

Compartir el artículo

stats