Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El deterioro del colegio de Melenara ya afecta a las aulas provisionales de Infantil

Comisiones Obreras reclama información sobre las obras previstas y urge a que se ejecuten para evitar riesgos | La humedad se filtra en más zonas del centro docente

Estado de las aulas de infantil el 4 de diciembre de 2018, cerradas hasta ahora.

Estado de las aulas de infantil el 4 de diciembre de 2018, cerradas hasta ahora. LP / DLP

El colegio público Príncipe de Asturias, en Melenara, con 320 escolares, necesita obras de mejora con urgencia, ya que el deterioro progresivo que sufren los edificios que integran este centro afecta incluso a las aulas donde se han reubicado a los niños de educación primaria e infantil de forma provisional. La situación, según Comisiones Obreras (CCOO), empeora incluso en estas aulas temporales para los pequeños, con filtraciones de agua, además del cierre de dos baños del ala sur.

Este traslado, realizado desde finales de 2018 para garantizar la seguridad de los usuarios por la caída de cascotes en la fachada y en el interior de las aulas, se ha alargado en el tiempo y "está suponiendo una situación de riesgo grave para todos los usuarios del centro", además de un problema para la calidad educativa y la convivencia del alumnado y profesorado del colegio, según denuncia Comisiones Obreras.

Juan Viera, delegado de Prevención del sindicato en la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, expone en sendos escritos presentados el 28 de febrero a la directora general de Centros e Infraestructuras Educativas del Gobierno de Canarias y al presidente del comité insular de Seguridad y Salud de los Centros Educativos de Gran Canaria, Ana Dorta y Juan José Gil, respectivamente, que no es una situación nueva para el Príncipe de Asturias, ya que denuncia desde hace más de cinco años.

Afirma que "no podemos permitir que se siga produciendo, ya que el deterioro está afectando a otras instalaciones, como la del agua sanitaria, lo que ha provocado el cierre de dos años ubicados en la zona del ala sur del edificio de educación primaria, produciéndose filtraciones de aguas en esas aulas donde están reubicados los alumnos de infantil, empeorando las condiciones de uso de los servicios, la convivencia y aumento de traslado por diversas dependencias del centro".

Viera reclama información sobre qué medidas adoptará en cuestiones de seguridad y de prevención de riesgos el Ayuntamiento de Telde "como propietario del edificio y responsable de su mantenimiento" y critica la inacción del departamento de Infraestructuras de la consejería de Educación y Universidades.

Además, recuerda que la situación en la que se encuentra el colegio Príncipe de Asturias se debe "al deterioro provocado durante años por falta de mantenimiento y tiene como consecuencia el acordonar la zona de riesgo con vallas de protección para evitar los lugares de mayor peligro. Esta medida, de carácter temporal debe ir acompañada por medidas de actuación con carácter urgente que eviten la caída de cascotes mediante el saneamiento de las zonas de riesgo de desprendimientos y la instalación de redes adecuadas que evite el posible desprendimiento de material. A fecha de 28 de febrero no hay constancia ni conocimiento de medidas adicionales que con carácter urgente acometerán la administraciones implicadas para reducir la situación de riesgo".

CCOO insta a los departamentos de Dorta y Gil "a que se nos informe de la situación de dicho centro educativo y que se establezca un plan de intervención con carácter urgente para su rehabilitación integral, estableciendo el desarrollo de los trabajos en fases y plazos adecuados de ejecución, así como la coordinación entre los técnicos de Infraestructuras y Prevención".

Asimismo, reclama que se garantice la seguridad de los trabajadores del colegio público.

Compartir el artículo

stats