Desalojo de una sintecho en el albergue de Jinámar

Los tres partidos lograron que ingresara en un centro de la capital y este jueves pedirán explicaciones en el pleno

La mujer desalojada del albergue de Jinámar, junto a su colchón en la calle

La mujer desalojada del albergue de Jinámar, junto a su colchón en la calle / LP / DLP

LP / DLP

Las formaciones de la oposición PSOE, Ciuca y Unidas Podemos lamentan los hechos ocurridos en la mañana de este miércoles en el centro de acogida habilitado por Servicios Sociales en el antiguo RAM Pedro Lezcano, una situación que tachan de “lamentable e irresponsable por parte de los que gobiernan”.

En un escrito conjunto, los tres partidos, que se acercaron al albergue para comprobar sobre el terreno las denuncias recibidas, relatan que “una de las usuarias fue desalojada sin previo aviso, sin una orden por escrito y con sus pertenencias en el interior de la instalación, todo bajo un mandado verbal derivado de Servicios Sociales”.

"La usuaria fue desalojada sin su consentimiento y además no fueron capaces de suministrarles la comida, ya que estaba contratada”

Antes los hechos, PSOE, Ciuca y Unidas Podemos “realizaron las oportunas gestiones de manera urgente con el fin de evitar el desalojo o buscar una alternativa habitacional para la señora”. Después de seis intensas horas, “se consiguió encontrar un centro en la capital grancanaria”.

La oposición cuestiona que “sí lo que han conseguido en horas, no lo pudo hacer el gobierno en días o incluso semanas”, y añaden que “así se demuestra que con voluntad se solucionan los problemas y no se ocasionan más”.

Reprochan “las formas en las que ha actuado Servicios Sociales con este y otros casos, en los que existen personas viviendo en la calle después del cierre del centro”.

Un catering contratado "bajo sospecha"

Las tres formaciones políticas, que integran la oposición junto al Partido Popular, cuestionan el pago del catering contratado por el Ayuntamiento que depositó la comida este miércoles pasadas las 14.00 horas, “sí no existen usuarios en el centro para qué se contrata”, alegan.

Asimismo, añaden que “la usuaria fue desalojada sin su consentimiento y además no fueron capaces de suministrarles la comida, ya que estaba contratada” y explican que “ni tan siquiera tuvieron en cuenta de que se trata de una persona enferma y medicada”.

Los ediles Soledad Hernández, Agustín Déniz (PSOE), Juan Antonio Peña (Ciuca) y Rosa Vega (Unidas Podmemos) declaran que “lo vivido este miércoles en el centro no tiene ningún sentido” y subrayan que “los usuarios recibieron un trato inhumano”.

Argumentan que “no entienden a qué se debe este desalojo exprés, en pocas horas y sin una comunicación previa a los usuarios, y mucho menos por escrito”. Y aseguran que “si no llega a ser por la oposición, esta usuaria se hubiese visto en la calle este martes”.

Las formaciones políticas muestran su malestar por “la capacidad de invención de este gobierno municipal con lo que está sucedido en el albergue de Jinámar”. Esperan encontrar una respuesta “clara y contundente” en el Pleno municipal de este jueves.