Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde

Enrique Mateu: «El covid ha hecho más por la innovación que las tecnológicas»

Enrique Mateu en su estudio. | | ANDRÉS CRUZ

Enrique Mateu en su estudio. | | ANDRÉS CRUZ

Enrique Mateu interpreta esta noche su espectáculo ‘El sonido de la imagen’, en el marco del ciclo ‘Patios Encantados’, en el teatro municipal. El artista es conocido por sus métodos innovadores en la música, utilizando ordenadores para crear canciones en directo y poniendo sonido a imágenes digitales.

Ofrece esta noche un concierto al que ha puesto el nombre de 'El sonido de la imagen'

Sí. Todo empezó cuando me avisaron de la casa museo León y Castillo el año pasado para reinterpretar con música la obra 'Vista del Puerto de La Luz y la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria', de Elíseo Meifrén, que tienen en su colección. Es una propuesta que pretende dar una visión actual de nuestro patrimonio y a mí personalmente me encantó porque llevo muchos estudiando la unión entre ambas disciplinas artísticas. Cuando me ofrecieron la posibilidad de realizar un concierto pensé en incluir este cuadro del museo y algunos que he creado yo mismo a lo largo de los años y que tengo de otros artistas.

En otras ocasiones ha manifestado que la cultura es cultivar y eso pretende demostrar durante el acto

Yo diferencio lo que es el ocio de la cultura. El entretenimiento es sencillo y fácil de digerir, pero el arte pensado como cultura precisa de un esfuerzo intelectual por parte de los consumidores. Tienes que estar dispuesto a experimentar otro tipo de texturas, de presencias. Esta idea está muy presente en mi carrera, por eso en el concierto no me limito a tocar las piezas. Explico un poco en qué consiste lo que hago, el por qué y la tecnología que utilizo.

La tecnología que incorpora a su espectáculo además es muy innovadora

Me encuentro solo en el escenario, con una proyección audiovisual de fondo y mientras toco la guitarra grabo simultáneamente, esos sonidos después los manipulo con un ordenador para crear una pieza completamente nueva. Es todo en directo, si me equivoco en una parte eso queda grabado y se integra en el espectáculo. Para mi es algo orgánico, aunque utilice medios digitales. Los cuadros que que proyecto son fotos de la naturaleza, de personas u objetos reales que deconstruyo para crear una imagen onírica, pero tienen esa parte orgánica de que realmente no es una creación hecha solo por ordenador. Es una manipulación de la realidad y con la música es igual.

Por esta forma de actuar ha sido reconocido en múltiples ocasiones

Sí, pero no gustó desde el principio. La primera gira por España en el 87, a raíz de la presentación de mi primer disco 'Formas millares' en el año 87, fue la primera vez se veía en un escenario un músico manipulando un ordenador. No se entendía el uso de esa herramienta y menos en el ámbito de la música. Sin embargo hay que entender que cualquier instrumento fue una tecnología avanzada, compleja en el momento en el que se creó. Si estás en contra de la tecnología no te puede valer usar ningún instrumento, eso son avances que hace el ser humano. Sin embargo, siempre que hay un avance tecnológico hay gente que se echa las manos a la cabeza.

¿En qué ha cambiado la pandemia el sector de la música?

Para mí esto es una oportunidad. Ya se vio afectado por la aparición de internet, porque llegó un momento en que los archivos de audio se podían compartir y eso produjo un cambio en el modelo de negocio. Mucha gente pensó que era el fin de la música, pero evidentemente no. Cuando apareció esta supuesta amenaza yo pensé en convertirla en una oportunidad. Me quise informar y formar para ver que aplicación podía tener en la música. Y para mí ahora con la pandemia es lo mismo. Creo que el covid ha hecho por la innovación más que una empresa tecnológica como Apple. Ha sido un revulsivo, unas vitaminas para entender que hay que aprovechar los elementos que tenemos ahora. Los músicos no podíamos dar conciertos en directos los primeros meses, pero teníamos por ejemplo el 'streaming'.

Pero no todos ven el 'streaming' como una ventaja

Sin duda es diferente, pero nos aporta muchas otras cosas. Un concierto ahora puede proyectarse mucho más que antes. Hemos entendido que tenemos más opciones de organizar conciertos e interesa porque al final lo que importa es la difusión de la cultura. Jamás sobra que hayan contenidos culturales. La pandemia nos ha obligado a cambiar nuestras formas de hacer las cosas en diferentes aspectos que han venido a quedarse, pero para coexistir con los formatos actuales. Teníamos la teconología, pero no nos planteábamos qué hacer con ella.

Compartir el artículo

stats