Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde

El Ayuntamiento adaptará un terreno para el tratamiento y gestión de residuos

Este espacio acogerá empresas de reciclaje y una infraestructura para compactar basura

Pie de foto. | | LP/DLP

Pie de foto. | | LP/DLP

La ciudad crece y con ella la basura doméstica, que puede convertirse en un problema sin las herramientas adecuadas. Por eso, el Ayuntamiento de Telde marca como un objetivo fundamental mejorar la relación del municipio con el medio ambiente a través de una gestión más eficiente del tratamiento de los desechos urbanos. “La generación de residuos está íntimamente ligada al desarrollo y aplacarlo solo es posible si desde las administraciones públicas se potencia la reutilización y el reciclaje”, expresa el mandatario de la ciudad, Héctor Suárez.

Entre una de las medidas previstas destaca la ejecución de un complejo ambiental: un área dedicada exclusivamente a la transformación y el tratamiento de la basura en la que se instalarán diferentes empresas que operen en el sector del medio ambiente. Este espacio se recoge en el nuevo Plan General de Ordenación como proyección final de un minucioso proceso para modernizar y enriquecer el servicio de tratamiento de residuos que se efectúa a día de hoy en la localidad.

El Ayuntamiento ya ha elaborado un estudio geográfico para identificar los posibles terrenos que reservar para la ejecución de esta nueva zona. En concreto se ha establecido una parcela de 180.000 metros cuadrados de Montaña Las Huesas para acoger el proyecto, que deberá ser desarrollado en colaboración con el Cabildo de Gran Canaria, que es la administración más competente en materia de residuos. En concreto, estará ubicado cerca del núcleo de Lomo Silva y frente a la central de Hiperdino (a escasos metros de la autopista), donde ya existe una planta de tratamiento. La idea es que acoja a empresas cuyo ámbito de trabajo esté relacionado con el cuidado del medio, atendiendo especialmente a aquellas que ofrezcan servicios añadidos al municipio y al ciudadano como puede ser el reciclaje de residuos.

En este sentido, desde el Gobierno aseguran que en los últimos años la creciente preocupación por los problemas ambientales de la sociedad y la necesidad de encontrar soluciones técnicas que los resuelvan ha desembocado en el surgimiento de un nuevo nicho de negocio dentro de ámbito del medio ambiente. Sin embargo, estas actividades se han ido situando de modo disperso en el municipio, ocasionando en algunos casos impactos negativos sobre el entorno. “Ante esta situación, el municipio desea apoyar estas iniciativas y facilitar la creación de nuevas empresas proponiendo la creación de un complejo ambiental”, sostiene Suárez.

Asimismo es importante recalcar que el proyecto precisa de pasos anterior, imprescindibles para avanzar hacia esa mejor relación entre el municipio y su entorno natural. La primera fase recogida en el Plan General consiste en dotar a todas las urbanizaciones residenciales de contenedores de recogida selectiva. Aproximadamente un 40% de los barrios del municipio carecen aún de depósitos específicos para que la ciudadanía pueda desprenderse de su basura siguiendo los criterios de separación del reciclaje. La intención es cubrir ese déficit en todas las zonas, de manera equitativa, para pasar después a la segunda fase: la creación de nuevos puntos limpios, espacios en donde se almacenan de forma gratuita los residuos domésticos que, por su tamaño o peligrosidad, no deben arrojarse a la bolsa de la basura ni depositarse en los contenedores que se encuentran en la calle .

Suárez recuerda con impresión que la localidad, que cuenta con 102.000 habitantes, solo posee una instalación de estas características y cada vez es más complicado que cubra las necesidades del municipio. De esta manera, Telde podría contar tras las aprobación definitiva del PGO por lo menos con un punto limpio por distrito, lo que mejoraría considerablemente la gestión de los residuos y evitaría que los ciudadanos que habitan lejos del actual punto se desplacen a las inmediaciones del municipio para tirar los trastos viejos.

Finalmente el documento urbanístico incluye como última fase la creación de una planta de transferencia que sería ubicada en el complejo ambiental de Las Huesas. La infraestructura servirá para compactar todos los kilos de basura domésticos, lo que repercutirá en una mejora de la eficiencia del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos y también incidirá en un ahorro energético. Actualmente, los residuos recogidos en el municipio de Telde son llevados al vertedero de Juan Grande en San Bartolomé de Tirajana, y ello requiere que los camiones de recogida municipales se desplacen a diario hasta este municipio. Al reducir considerablemente el tamaño de los desechos se conseguirá ahorrar espacio y, por tanto, vehículos para realizar este traslado.

Compartir el artículo

stats