Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La suerte de tomarse unas cañas

Nicanor Mayor, propietario de una cervecería en Casas Nuevas, vende el primer premio de la lotería

Cervecería Apolónica en el barrio de Casas Nuevas (Cruce de Melenara), en el municipio de Telde. | | LP/DLP

Cervecería Apolónica en el barrio de Casas Nuevas (Cruce de Melenara), en el municipio de Telde. | | LP/DLP

La suerte puede estar en todas partes, pero ayer estuvo en una cervecería. Parece una posibilidad muy remota que alguien vaya a tomarse una cañas y acabe ganando el primer premio de la lotería nacional, pero la probabilidad (por baja que sea) está ahí. Nicanor Mayor, propietario de uno de los establecimientos cerveceros que se sitúan en la calle de San Fernando, del barrio de Casas Nuevas, confía en que haya sido alguno de sus vecinos quien se llevó el número ganador -08270- a su casa después de tomarse algo en Apolónica, su negocio. «Tenemos muchos clientes habituales que vienen a consumir un café por la mañana o alguna bebida por la tarde y acaba comprando algún décimo», insiste, aunque en el fondo no puede saberlo.

La zona, también conocida como el Cruce de Melenara, es uno de los lugares de mayor tránsito del municipio. Un lugar de paso para aquellos que necesitan llegar al casco teldense desde el sur, a su costa o que necesita hacer recados en el parque empresarial instalado en el entorno. «Podría haber sido cualquiera, en realidad», confiesa el restaurador, pero eso no le quita para nada la ilusión que siente. Mayor explica que invirtió hace precisamente un año y un mes en la instalación de un punto receptor de venta de lotería en su local, esperando subsanar la necesidad del barrio de tener un lugar donde comprar números de los diferentes juegos azarosos. «En nuestra misma calle teníamos una administración, pero anunciaron que cerrarían durante la cuarentena; quisimos aprovechar esta coyuntura para ampliar los servicios de nuestro negocio, así como para atraer más clientela», añade. La estrategia no pudo haber salido mejor.

«Ha venido muchísimas personas a comprar, la verdad es que no hemos notado para nada que la gente se corte más por la crisis económica del coronavirus», expresa sorprendido. Asimismo, la mejor de las noticias es que durante este periodo de tiempo -apenas un año- ya han repartido cinco premios de la bonoloto, lo que supone más de 100.000 euros, además de este primer premio de la lotería -valorado en 60.000 euros el décimo-. Con un único décimo vendido, quedaría cerca de los 200.000 euros en sólo año y medio de actividad, algo que llena de emoción al propietario.

«Aún no sabemos cuántos habremos vendido, eso nos lo dirán este lunes los delegados que vendrán a entregarnos el diploma», explica el vendedor con orgullo, pues explica que para empezar a vender los números no sólo tuvo que invertir cierto dinero, sino también tuvo que contratar personal y pagar su formación. «Para vender tienes que tener un curso especial que proporciona la institución, no puede hacerlo cualquiera», cuenta. En estos momentos se encuentran dos personas atendiendo el mostrador de la venta de lotería, que al ser un punto receptor todos los números salen de máquinas.

Este es un paso más en su larga trayectoria como empresario. Mayor abrió la cervecería hace tres años, pero la siente como una extensión del negocio familiar que fundaron sus padres en el año 81: la cafetería El Cruce (en referencia al Cruce de Melenara). «Realmente sentía que el barrio demandaba un espacio más enfocado a la terraza, donde quedar para tomarse algo; además tenemos algo que nos distingue que es que servimos pinchos gratis con la bebida, algo que no se estila demasiado en las islas», añade.

Su mente ambiciosa y su carácter trabajador lo han impulsado siempre a reinventarse, algo que considera importante teniendo en cuenta que lleva más de 30 años trabajando en el sector. «Me alegra muchísimo que hayamos vendido el número ganador, es un hito que nunca olvidaremos», añade emocionado retomando el tema del premio. De esta manera, el empresario continuará con más motivación con la venta de lotería. Y quién sabe, quizá sus cervezas den suerte de verdad.

Compartir el artículo

stats