Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Petrecan renuncia al ensanche de la carretera de Melenara

Los trabajadores desconvocan la huelga sin haber cobrado aún sus nóminas atrasadas

Obras de la carretera de Melenara

Obras de la carretera de Melenara

Petrecan, empresa que pertenece al Grupo Santana Cazorla, ha renunciado definitivamente a continuar con la ampliación de la carretera de Melenara. Así lo comunicó ayer la alcaldesa, Carmen Hernández, durante la sesión plenaria del mes de julio, cuando uno de los concejales de la oposición preguntó por el asunto. La empresa notificó ayer mediante entrada de registro su decisión de abandonar el proyecto.

La obra lleva paralizada todo un mes debido a la huelga que convocó el comité de los trabajadores para protestar por los retrasos en el abono de sus nóminas. Sin embargo, fuentes de la plantilla han manifestado que el próximo lunes volverán a sus puestos de trabajo a pesar de que todavía no han cobrado lo debido. Los operarios que hasta ahora se encargaban de la carretera teldense deberán ir directamente a la sede de la empresa, pues la entidad les ha comunicado que no pueden continuar su actividad en Telde porque carecen de responsable de riesgos que controle que la actuación se efectúa con las medidas de seguridad, sin manifestar que han cancelado el contrato con el Ayuntamiento. 

Las obras quedaron paralizadas al 70% de su construcción, aún quedando por concluir el tramo final de la acera peatonal en dirección sur y el reasfaltado del pavimento que ha sido ensanchado. También quedó pendiente el adecentamiento del carril bici y de algunos bordillos, actuaciones que no precisaban de muchas semanas más de trabajo. El Ayuntamiento deberá ahora poner en marcha los trámites para iniciar una nueva licitación del proyecto, cuyo presupuesto total asciende a los 700.000 euros

Al mismo tiempo continúa el proceso para adjudicar la segunda fase del proyecto, que consiste en retranquear los muro en dirección norte y ejecutar un segundo carril para los peatones (así como la señalización de plazas de aparcamiento en vertical), por un importe de 380.000 euros. La huelga de la plantilla estas últimas semanas no solo ha afectado al municipio de Telde sino también a otras localidades en donde efectuaban otros trabajos públicos como San Bartolomé de Tirajana o Las Palmas de Gran Canaria. 

Compartir el artículo

stats