Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo jefe del control aéreo

El comandante Luis Antonio Fernández García toma posesión del cargo de jefe de la ECAO

53

Toma de posesión del nuevo jefe de la Escuadrilla de Circulación Aérea Operativa Juan Carlos Castro

El comandante Luis Antonio Fernández García tomó ayer posesión del cargo de jefe de la Escuadrilla de Circulación Aérea Operativa de Las Palmas, encargada del control del tránsito por aire. 

El máximo responsable del control aéreo militar en Canarias es, desde ahora, el comandante Luis Antonio Fernández García que ayer tomó posesión del cargo de nuevo jefe de la Escuadrilla de Circulación Aérea Operativa de Las Palmas (ECAO), reemplazando al comandante Juan Ramos Miguel, en un acto que tuvo lugar en el Centro de Control de Tránsito Aéreo. Esta unidad militar tiene una responsabilidad máxima para el correcto desarrollo del tráfico por aire ya que es la encargada de proveer el control operativo en el espacio aéreo de Canarias y acudir en auxilio cuando sea necesario.

Dicho acto estuvo presidido por el general jefe accidental del Mando Aéreo de Canarias, Fernando Torres San José, y asistieron autoridades militares, el equipo entero de ECAO de Las Palmas, jefes de secciones del Estado Mayor y jefes de unidades aéreas ubicada en el Archipiélago canario, la familia del comandante, y personal civil entre los que se encontraban autoridades como el director regional de Navegación Aérea de Canarias, Manuel Arrabal Hernández, y el director del Aeropuerto de Gran Canaria, Julio Peñalver Mora. Luis Antonio Fernández García ingresó en la Academia Básica del Aire en 1995, fue destinado como operador de mando en el Grupo de Alerta y Control entre 1997 y 1999 y en el grupo Eva-21 entre 1999 y 2000, año en el que ingresó como alférez alumno en la Academia General del Aire.

«Me preocuparé para que la ECAO y Alerta y Control sigan igual de coordinados», aseguró Fernández García

decoration

Desde 2002 hasta la fecha actual, excepto un periodo en el que estuvo en Alemania, Fernández García ha estado destinado en el Grupo de Alerta y Control, donde ha desempeñado, entre otros, labores de controlador de interceptación, jefe de la Sección de Instrucción, jefe del Escuadrón de Operaciones y jefe interino de la Unidad hasta enero de 2021.

Formación

En su formación también hay que incluir cursos de Controlador de Tránsito Aéreo, Operador de Alerta y Control, Controlador de Interceptación y Oficial de Guerra Electrónica, entre otros. Y ha participado entre 2006 y 2017 en misiones en lugares como Lituania, Afganistán o Estonia.

Durante su intervención en el acto, Fernández García aseguró que el de ayer era «el día más importante de mi trayectoria profesional» por la alegría que supone iniciar el mando de una unidad del ejército del aire. «Asumo el mando con el objetivo principal de mantener el nivel de operatividad que, a día de hoy, tiene esta unidad, fruto del excelente trabajo realizado por mis antecesores en el cargo, el comandante Juan Ramos y el teniente coronel Juan Carlos González que han conseguido cumplir con todos los cometidos que se ha materializado en la destacada intervención que esta escuadrilla tiene en innumerables misiones en el espacio aéreo de Canarias», aseguró al principio.

Fernández García añadió que conocía bien esta unidad «porque el ámbito de trabajo entre el grupo de Alerta y Control», donde ha estado tantos años y «el del ECAO es muy similar, y será una de mis preocupaciones que ambas unidades sigan trabajando de manera coordinada». El nuevo máximo responsable de la ECAO agradeció al Alto Mando de Canarias el cuidado que ha mostrado en todas sus unidades.

Luis Antonio Fernández García, ayer, en el Centro de Control de Tránsito Aéreo, tras tomar posesión de su cargo. | | JUAN CASTRO Alberto García Saleh

«Nuestro trabajo se basa en la seguridad aérea y el uso flexible del espacio aéreo, que civiles y militares compartimos de manera ejemplar en Canarias», aclaró. «Un espacio aéreo necesario para que los medios del ejército se entrenen con la misión de ser la policía del aire, un espacio que en las Islas Canarias supone el principal medio de entrada de turistas que escogen nuestras islas por la seguridad que les ofrecemos». Fernández añadió que «el ejército es capaz de ofrecer una respuesta inmediata en cualquier situación de peligro, siendo fundamental que la coordinación funcione perfectamente porque en muchas ocasiones la alerta se origina en el centro civil».

El comandante se dirigió a los miembros de su unidad a los que les comunicó que sentía «orgulloso de ser vuestro jefe» y esperaba que cada uno de ellos «se sienta realizado en el trabajo para que funcione como una gran familia.

A continuación Fernando Torres San José recordó que «nuestro objetivo diario» debe ser mejorar cada día en todos y cada uno de los aspectos de la misión. Y añadió que «el ejército del aire se caracteriza por ser una cadena de pequeños equipos» siendo cada uno de ellos un eslabón esencial. «Es cierto que nuestro objetivo final es que los aviones vuelen y hagan su misión, pero para que eso sea posible es necesario garantizar la seguridad diaria. Y este año se ha conseguido durante toda la pandemia y ni un solo día el servicio ha estado comprometido. Y eso ha sido en las condiciones más difíciles, coordinando el ejercicio más difícil de Europa, el de aviones de combate del Ocean sky».

«Este año, con la pandemia, ni un solo día el servicio ha estado comprometido», aclaró Torres San José

decoration

Fernández García subrayó que su labor va a ser continuista. «La unidad ha estado a un gran nivel y no tiene sentido, como jefe, que empiece haciendo cambios. Ahora tengo que conocerla perfectamente y, a partir de ahí, hacer frente a los retos que vayan viniendo». Pero adelantó que «me gustaría que, dentro del centro de tráfico aéreo, mantener la coordinación y el buen ambiente entre civiles y militares y en eso nos apoyamos». El realizar correctamente su entrenamiento «va en beneficio de esa misión de seguridad que el ejército del aire aporta con los aviones de cazas». También reflexionó que «con el covid ha habido menos tráfico aéreo», pero «queremos que el espacio se llene nuevamente de aviones y lograr esa seguridad aérea». Y subrayó que la población conoce que, desde el momento en que nuestros sistemas de defensa aérea detectan algún problema, o nos lo facilita la aviación civil, vamos a actuar protegiendo a los pasajeros».

Compartir el artículo

stats