Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde

Salinetas contará con un botaolas para evitar más derrumbes en su paseo

El Ayuntamiento cubrirá el socavón de la avenida dos años después de su aparición | Esperan que esté listo para verano

Socavón del paseo marítimo de Salinetas Yaiza Socorro

El paseo marítimo de la playa de Salinetas contará el próximo verano con un botaolas de 120 metros, una infraestructura que lindará directamente con el mar a lo largo de toda la avenida para reducir la fuera de las olas que chocan constantemente contra sus cimientos. El proyecto fue redactado el año pasado para servir de solución a los problemas de erosión marítima que sufre esta zona, en las que han llegado a producirse derrumbes. De hecho, incluye actuaciones para cubrir el enorme socavón que permanece desde hace dos años entre las calles Juan Álvarez Jiménez e Isaac Peral. 

La acción del mar provocó el hundimiento de parte del paseo marítimo en el 2019

decoration

El fuerte oleaje causó a mediados del 2019 el hundimiento de este tramo. El riesgo de que se desprendiesen otras zonas de la avenida ha sido y continúa siendo bastante alto, por lo que la rehabilitación de la infraestructura era urgente y necesaria. Sin embargo, hasta el momento el Ayuntamiento de Telde no ha encontrado las fórmulas para llevar acabo las obras necesarias. La Junta de Gobierno Local aprobó el lunes, en una sesión extraordinaria y urgente, al expediente con el que acepta una subvención del Patronato de Turismo de Gran Canaria de 659.779 euros que será por fin destinada de manera íntegra al acondicionamiento del hundimiento del paseo. 

El expediente, elevado por el edil de Turismo y vicealcalde de Telde, Héctor Suárez, permitirá la rehabilitación de este hundimiento y la instalación de una infraestructura de prevención como el botaolas en los próximos meses «devolviendo el uso normal y habitual al paseo y garantizando la seguridad de sus usuarios», adelanta el responsable político.

Asimismo, entre otras actuaciones complementarias destaca el derrumbo del mu ro actual, que se encuentra muy desgastado por el contacto constante con el mar y la falta de mantenimiento. Una vez se retire, se prevé volver a elevarlo con el botaolas incorporado. Además se concluirá la actuación con la instalación de nuevo equipamiento. Es decir, la colocación de nuevas barandillas de acero inoxidable; bancos de hormigón; papeleras y sobre todo una nueva pavimentación de hormigón cubierto por baldosas de piedra. El concejal de Playas, Jonay López, resaltó el año pasado tras una visita a la zona afectada que «ahora mismo hay tablas de madera cubriendo el suelo, que no son lo más acorde para un paseo marítimo». 

Será preciso derribar el muro actual, que se encuentra muy desgastado por la falta de cuidados

decoration

Por otro lado, Suárez adelanta que la adjudicación de los trabajos tendrán lugar en las próximas semanas. Por último, el vicepresidente confía en que «se inicien en un plazo aproximado de dos meses, con el objetivo de que el próximo verano el paseo esté en condiciones óptimas para su uso y tránsito garantizando la seguridad de sus usuarios y vecinos de la zona». Esta sería la actuación definitiva para solventar los problemas que ha arrastrado el paseo, pero desde la administración recuerdan que en el mes de agosto de 2019 se realizó una obra de prevención en esta zona con el objetivo de proteger los cimientos de las viviendas aledañas.

Compartir el artículo

stats