Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde prohíbe dar de comer a los animales en la vía pública

El Gobierno explica que la alimentación periódica en espacios sin autorizar genera residuos | El Pleno aprueba la nueva normativa de protección del medioambiente

Concejales que participaron en la sesión plenaria de diciembre del Ayuntamiento de Telde.

Alimentar a palomas, gaviotas, perros y gatos en la vía pública estará completamente prohibido, según recoge la nueva ordenanza municipal de protección del medioambiente y los espacios públicos. El documento fue aprobado de manera inicial ayer en el último pleno del año, que se celebró de manera telemática para cumplir con las medidas sanitarias frente al covid. 

El concejal del área de Medioambiente, Álvaro Monzón, aclaró durante el turno de debate que este punto de la normativa ha sido incluido para evitar que se generen residuos en las calles debido a a la alimentación periódica sin autorizar. Sin embargo, sí estará permitido dar de comer a los animales en los lugares establecidos para ello. En concreto, en las colonias registradas por el departamento de Bienestar Animal, que colaboró en la redacción de este apartado. Aurora Saavedra, concejala responsable, añadió que la administración cuenta con una lista de más de 80 colonias gestionadas por vecinos responsables que han sido seleccionados por el personal responsable. 

Monzón recuerda que la anterior normativa fue aprobada en el año 2003, por lo que tenía un desfase de casi 20 años con respecto a las nuevas leyes. «La nueva ordenanza se adapta y se ajusta a más de 12 normas», reveló el concejal durante la sesión plenaria. Entre otros puntos interesantes subrayó la aplicación de medidas sancionadoras a las personas o entidades que vulneren contra el bienestar medioambiental. «Aplicamos los principios europeos de quien contamina, paga», resalta el edil. Por esto mismo, ahora las sanciones de vertidos incontrolados pueden suponer multas de entre 50.000 y dos millones de euros si se trata de residuos peligrosos.

Otra de las novedades incluye la obligación de redactar un plan de gestión de residuos y autoprotección cada vez que se organicen eventos públicos o privados, de modo que se garantice que se llevarán a cabo medidas para minimizar los impactos derivados de la generación de residuos y de limpieza de la zona afectada.

«Hemos estado casi 20 sin actualizar la norma, por lo que hay muchas novedades que destacar como la regulación sobre la gestión de neumáticos fuera de uso; sobre los riesgos de exposición al amianto; el tratamiento de los residuos sanitarios; los subproductos de animales (SANDACH) o sobre las pilas y los acumuladores, entre otros», incide el concejal. 

Cabe destacar que esta no fue la única ordenanza aprobada. También se elevó a pleno la ordenanza del servicio de apuntadores del aeropuerto y el de ayuda a domicilio. De la primera resalta la regulación del importe a asumir anualmente, que corresponde a 167.153 euros anuales en caso del municipio teldense (60% del total del coste). Esta cantidad será abonada por las 233 licencias de auto-taxi del municipio de Telde. Por otro lado, del servicio de ayuda a domicilio fue admitido tanto en lo relativo a su acceso como a su precio público. Entre algunas de las mejoras han incluido la perspectiva de género, con el objetivo de promover la reducción de las desigualdades entre mujeres y hombres mediante la eliminación de los roles y estereotipos de género. 

Compartir el artículo

stats