Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NC convoca a Aurora Saavedra para tratar su dimisión como edil del Ayuntamiento de Telde

La edil de Bienestar Animal registró su renuncia sin comunicar con anterioridad al partido | Descarta seguir en política, pero se ofrece a asesorar para proteger a los "sin voz"

Aurora Saavedra, exconcejala de Bienestar Animal, en su despacho

La decisión de la concejala de Bienestar Animal, Aurora Saavedra, de dejar su cargo público ha pillado a muchos miembros del Gobierno local por sorpresa, especialmente a los del partido político al que pertenece. La responsable política forma parte de Nueva Canarias, que le ha solicitado una reunión para tratar el asunto de su dimisión. «Me llamaron hoy pero no quise contestar ninguna llamada para estar tranquila, aunque sí acordé verme con ellos mañana», afirma la afectada. 

Saavedra no comunicó su decisión de marcharse del grupo de gobierno hasta el mismo momento en que presentó el acta, sobre el mediodía del pasado lunes. Según ha afirmado a este periódico, avisó pocos minutos antes a la alcaldesa, Carmen Hernández, y al secretario político de la Corporación de que iba a registrar su renuncia. La activista tenía claro que no podía continuar formando parte de la administración con las condiciones que presentan las áreas que tenía asignada -Sector Agropecuario, Sanidad y Participación Ciudadana, además de Bienestar Animal-. Es decir, partidas económicas escasas y falta de personal para gestionar sus proyectos

«Tengo que ir allá donde pueda ser más útil y se tengan las cosas más claras», afirma

decoration

Según fuentes cercanas a la administración, desde su partido están dispuestos a mejorar estas circunstancias. Esperan poder impulsar de cara al resto de mandato los planes que presente y reforzar con más trabajadores municipales sus departamentos. Saavedra niega conocer de antemano de qué hablarán en el encuentro, pero incide sobre esta situación que «no me siento bien al hacer esto porque a mi me hubiera gustado terminar; no ha sido un plato de buen gusto, pero tengo que ser coherente con lo que creo y pienso». Por otro lado, asegura que «si las cosas se van ralentizando y no se prioriza, tengo que ir allá donde sé que puedo ser más útil para el bienestar animal y donde se tengan las cosas más claras», en referencia a la construcción del centro de atención para perros y gatos. 

Se trata de un proyecto que estaba previsto iniciarse en el ejercicio pasado y que acabó siendo paralizado hasta este nuevo año. Cuenta con un presupuesto de 500.000 euros para su primera fase, que consiste en la adaptación de un terreno de 10.777 metros cuadrados en el barrio de El Goro; el vallado perimetral y la instalación de 60 recintos para perros y 40 para gatos, que supondrá un aumento del 1.000% de capacidad con respecto al actual complejo de recogida de animales, en Siete Puentes.

La edil argumentó en su carta de renuncia que debido al retraso en la licitación de este proyecto, se había visto obligada a atender personalmente los casos más graves de abandono en el municipio. Esta situación ha derivado en una inversión económica propia y a poner en riesgo su salud (al acoger animales con enfermedades) y la de su familia. «Lo que tengo claro es que si mañana me viene otro perro enfermo no puedo dejar de atenderlo, no va en mí», asegura la edil, que recuerda por esto que «quiero que las cosas salgan adelante, pero yo ahora mismo no estoy en disposición de seguir trabajando en un cargo público; he tenido que priorizar mi salud y la de mi familia».

Fuentes cercanas al Ayuntamiento afirman que le propondrán mejoras en sus áreas

decoration

La alcaldesa, Carmen Hernández, ha rehusado dar declaraciones sobre lo sucedido «hasta que pase un tiempo considerable», aunque sí ha opinado que la ida de la concejala «es una noticia mala, tanto para el Gobierno como para la ciudad». Por otra parte, defiende la gestión que ha ejecutado la concejala en los últimos dos años, así como lo hacen los portavoces de la oposición. 

«Saavedra se va por coherencia ante una situación que la alcaldesa no ha sabido entender ni comprometerse, como es el bienestar animal», afirmó con dureza Juan Antonio Peña, líder de Ciuca. Sonsoles Martín, del Partido Popular, señaló por su parte que esta situación «pone de manifiesto el desastre en el que se ha convertido la gestión del Gobierno municipal». 

«Yo creo que su marcha es una lástima, porque su defensa a los ‘sin voz’ ha sido muy notable», alabó por su parte Rosa González, portavoz de Unidas Podemos. Soledad Hernández (PSOE), en la misma línea que González, quiso dejar claro «mi reconocimiento a su trabajo y a la lucha por defender aquello en lo que creía». 

Compartir el artículo

stats