Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El encuentro entre la alcaldesa de Telde y Aurora Saavedra no evita la marcha de la concejala

La edil de Bienestar Animal sigue firme en su decisión de abandonar el cargo, a pesar de que le ofrecieron mejorar las condiciones de sus áreas

Aurora Saavedra, concejala de Bienestar Animal del Ayuntamiento de Telde

Aurora Saavedra abandona definitivamente el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Telde. La responsable de las áreas de Bienestar Animal, Sector Agropecuario, Sanidad y Participación Ciudadana presentó el pasado lunes el acta de renuncia, pero mantuvo esta mañana un encuentro con la alcaldesa, Carmen Hernández, para discutir cara a cara las razones de su ida.

Según afirman fuentes conocedoras del contenido de esta reunión, tras concluirse el encuentro quedó patente que su decisión de marcharse es firme a pesar de que la mandataria ofreció a la edil mejoras en los departamentos que ha dirigido en estos dos últimos años. Saavedra ha argumentado como motivo principal de su marcha que carece de medios económicos y de personal para poder seguir impulsando proyectos en lo que queda de mandato, pero ha incidido en que abandona el cargo porque la situación ha comenzado a afectarle de manera personal. Considera por tanto que su etapa en la política ha concluido por el momento.

La concejala acudió a las dependencias oficiales de Nueva Canarias (partido al que pertenece), ubicadas en la calle Licenciado Gilberto Monzón (Arnao), sobre las 10.30 horas. Su encuentro con la mandataria municipal duró más de tres horas, pero el contenido de su conversación no ha sido desvelado aún por ninguna de las partes a los medios. En cambio, han anunciado que comparecerán públicamente mañana en la sede del Ayuntamiento para ofrecer los detalles. Por otro lado, ayer aclaró a este periódico que está dispuesta a ofrecer asesoramiento y ayuda a su formación política en pos del bienestar animal.

En el escrito que presentó a principios de semana señaló que debía abandonar su cargo al haberle afectado directamente a su salud y a la de su familia. Entre muchas de las explicaciones que aportó, destacó que el retraso en la licitación de las obras del centro de bienestar animal previsto construir en El Goro le habían obligado que se encargarse personalmente de los casos de abandono de animales de mayor urgencia y tuviese que sufragar con dinero propio sus atenciones. Este espacio, cuya fase inicial está prevista iniciarse este mismo año con un presupuesto de 500.000 euros, contará con 60 recintos para perros y 40 para gatos.

Cabe destacar que la edil no avisó a la alcaldesa de su intención de marcharse hasta minutos antes de presentar su dimisión, aunque ha asegurado a este medio que desde hace meses mostró su disconformidad con la situación de sus concejalías a través de sus redes sociales. “La decepción que he sentido es de hace meses”, afirmó a este periódico.

Compartir el artículo

stats