Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Telde diseña un proyecto de reforma del centro de mayores

El inmueble permanece cerrado desde hace dos años | Hay 2.000 usuarios afiliados

Entrada del centro de mayores, cuando permanecía abierto. | | LP/DLP

El centro de mayores de Telde, ubicado en el barrio de San Gregorio, precisa ya una reforma. El Ayuntamiento de Telde anuncia que está tramitando la puesta en marcha de nuevas obras para rehabilitar el inmueble. En concreto, está previsto que efectúen trabajos para garantizar la seguridad en el edificio, como es la actualización del sistema de ventilación, la contratación del servicio de mantenimiento del sistema de baja tensión y de contraincendios, y la revisión del ascensor (que depende del área de Industria del Gobierno de Canarias).

Cabe recordar que el recinto permanece cerrado desde que se inició la cuarentena por coronavirus, hace justo dos años. La institución explica que los meses posteriores trabajaron desde el área de Servicios Sociales para elaborar el plan de autoprotección de las instalaciones, un documento imprescindible que debía estar preparado antes de llevar a cabo su reapertura. Sin embargo, en este proceso se produjeron algunos inconvenientes.

La inspección reglamentaria de Industria para la prevención y limitación de riesgos indicó que no puede abrirse el inmueble hasta que no se ejecuten obras de mejora y mantenimiento de ciertas instalaciones. Ahora la administración recuerda que es el Ejecutivo autonómico quien debe impulsar ciertos trámites para poner en marcha el proyecto. Calculan, sin embargo, que este proceso tardará algunos unos meses en cumplimentarse, pero aseguran que están trabajando para que el plazo sea el menor posible.

Mientras tanto, los mayores deberán seguir esperando. El centro cuenta con unos 2.000 usuarios, entre los que se encuentra Benedicto, que critica que hasta el momento nadie les haya informado de la situación en la que se encontraba el inmueble. «No hemos sabido por qué el centro ha seguido tanto tiempo cerrado cuando en otros municipios abrieron hace ya tiempo y están efectuando actividades para los mayores con completa normalidad», añade con enfado. El vecino, que reside en el barrio de Lomo Magullo, asegura que estar tanto tiempo sin actividad le ha afectado psicológicamente y tiene constancia de que a otros conocidos inscritos en estas instalaciones también.

«Para nosotros tener la oportunidad de acudir cada día a este espacio para realizar talleres o bailar era un respiro tremendo», concreta, así como resalta que ahora observa como muchos mayores no pueden hacer más que esperar en los bancos de las plazas o de las avenidas como pasa el tiempo.

«Precisamente en la esquina del centro hay siempre muchos usuarios sentados, hablando entre ellos porque no tienen nada que hacer», expresa resignado, aunque espera que no tenga que pasar mucho más tiempo hasta que se lleve a cabo la reapertura del inmueble del casco.

Compartir el artículo

stats